Bancarios en pie de alerta por reforma jubilatoria que impulsa la gobernadora

    LA PLATA- María Eugenia Vidal llamó a sesionar este martes en un clima de extrema tensión. El gremio apura a los intendentes del PJ para que no voten la norma y se espera una fuerte movilización. Peligra la carga en los cajeros.

    La gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal, tiene serias intenciones de avanzar en el proyecto de ley que modifica el régimen jubilatorio a los afiliados de la caja del Banco Provincia subiendo la edad de retiro, que actualmente es de 57 años, para llevarla a 65. En este contexto, los bancarios se preparan para resistir.

    Vidal esperaba ver aprobado el proyecto en la última sesión, pero tuvo que dar marcha atrás afectada por el clima de conflicto nacional por la represión de manifestantes en el Congreso nacional, la falta de respaldo legislativo y la amenaza de paro decretada por los bancarios.

    La caja previsional del Banco Provincia cuenta con 16.000 jubilados y 10.550 activos. Los bancarios movilizarán este martes y harán un paro de 48 horas si los canales de diálogo no prosperan.

    Los bancarios se enteraron por los medios de comunicación del proyecto que, además de estirar edad de retiro, modifica la fórmula de cálculo de las jubilaciones, combinando un 70% de componente inflacionario con un 30% de variación salarial. En la iniciativa también se establece que el ajuste será trimestral en lugar de semestral y, además, se abre la posibilidad a trabajadores del sector privado de optar por jubilarse a los 70 años, tanto hombres como mujeres.

    Tanto la oposición como el gremio La Bancaria no entienden el momento elegido por el Ejecutivo para presentar una iniciativa de este tenor. Se da en un momento en el que el Gobierno provincial deberá pagar el salario del mes de diciembre, un momento sensible para la economía doméstica de buena parte de los bonaerenses con las fiestas y vacaciones sobre el almanaque. Los jubilados tienen fechado cobrar entre el 19 y el 20 de diciembre, mientras que los estatales aguardan el depósito.

    De aprobarse la iniciativa habrá un paro de 48 horas para el martes y el miércoles y un paro de 72 horas para la semana siguiente, con la advertencia de que podría extenderse por tiempo indeterminado.

    No solo no funcionará la atención al público ni el abastecimiento de billetes a los cajeros del banco público provincial; tampoco funcionará el servicio de home banking del Banco Provincia para operar a través de internet.

    Además, estiman que es una muestra y una prueba para avanzar después con una reforma para los jubilados del Instituto de Previsión Social (IPS). Esta semana circuló un anteproyecto que el Ejecutivo asegura no tener en la agenda legislativa de los próximos días. Se trata de un cambio más radical al que quiere aprobar Mauricio Macri.

    DEJA UNA RESPUESTA