Sigue la desesperada búsqueda de Mía la hija de la mujer asesinada en El Palomar

MORÓN- Los investigadores del doble crimen de una madre y su hijo de 3 años, hallados asesinados en su casa de El Palomar continúan la búsqueda de  la otra hija de la mujer asesinada y analizaban cámaras de seguridad municipales y de distintas estaciones del tren Sarmiento, ante la sospecha de que el agresor se la pudo haber llevado por la fuerza.

Se realizaron rastrillajes en estaciones de servicio y hospitales donde la niña, llamada Mía (6), pudo haberse refugiado para pasar la noche, pero los resultados fueron negativos.

La niña está desaparecida cuando fueron hallados los cadáveres de su mamá Sabrina Soledad Martín (24) y de su hermano de 3 años en su casa de la calle Murillo 484, a metros del cruce con la calle Marconi, de la localidad de El Palomar, partido de Morón, en la zona oeste del conurbano.

Los forenses que observaron los cuerpos en el lugar determinaron que la mujer presentaba un profundo corte en el cuello que sería el que le causó la muerte, en tanto que el niño estaba envuelto en una frazada y presentaba también varias puñaladas

Las autopsias realizadas demostraron que ambos fueron asesinados con un cuchillo de mesa de borde aserrado y que la madre, que recibió 9 puñaladas llegó a levantarse antes de caer al piso. La saña con el menor Ian fue mayor ya que recibió 13 puñaladas

Por su parte, los familiares de las víctimas, Sabrina de 24 años y de Ian de 3, reclamaron por la aparición con vida de Mía (6)

“Quiero que aparezca mi hija, que alguien se haga responsable de la situación que está pasando, es lo único que pido, que alguien se acerque a mi o a la familia de mi señora y que podamos hacer algo mejor de lo que estamos haciendo”, pidió a la prensa Andrés Díaz, padre de los dos niños.

Mientras que Pablo Díaz, abuelo de Mía, dijo entre llantos que le “arrancaron la mitad” de su vida y “lo que más amaba en el mundo».

“Necesito a mi nieta, la quiero con vida, no la quiero en un cajón”, expresó el hombre.

Según las fuentes, los fiscales Claudio Oviedo y María Cecilia Corfield convocaron a esa vivienda a expertos de la división Casos Especiales de Policía Científica y de Búsqueda de Personas con perros rastreadores que están abocados en la búsqueda de Mía.

En el inmueble, los peritos realizaron la prueba de Luminol, levantaron rastros y tomaron muestras de ADN para futuros cotejos genéticos que ayuden a esclarecer el caso.

Más de 500 efectivos participaban del operativo que incluyó una búsqueda casa por casa entre vecinos, familiares, amigos y conocidos de las víctimas, y relevamientos de estaciones de servicio, centros comunitarios y clubes barriales de Morón y sus alrededores.

Los fiscales también ordenaron el análisis de las imágenes de las cámaras de seguridad municipales ubicadas a pocas cuadras de la casa de las víctimas.

Además, fueron secuestradas cámaras de seguridad en las estaciones de tren cercanas al lugar, entre ellas la de la estación Haedo del ferrocarril Sarmiento, ante la sospecha que en ellas pueda observarse a la niña con la persona que se la pudo haber llevado.

Si bien los familiares de las víctimas contaron que Mía ya había abandonado la casa de su madre en alguna oportunidad por algunas horas tras haber sido retada, los investigadores están convencidos de que la niña no pudo haberse escapado sola de la casa y que, en todo caso, está retenida por la fuerza por otra persona.

Además, en base a lo investigado por la Policía, los fiscales creen que el agresor era alguien conocido por las víctimas ya que ninguno de los accesos a la vivienda fueron violentados y la sospecha es que la mujer degollada le abrió la puerta a quien luego fue su asesino y el de su hijo.

En el marco de la causa ayer declararon como testigos la actual pareja de la mujer asesinada, Emanuel Lukezic (21), quien fue la persona que encontró los cadáveres y llamó al 911; el padre de los hijos de ella, Díaz; y un muchacho con el que Martín tuvo una relación anterior, pero ninguno de ellos quedó vinculado como sospechoso, dijeron los informantes.

Una de las hipótesis de los pesquisas es que la niña puede encontrarse en poder de otro ex novio de su madre, que había trabajado de empleado en una carnicería y que en la actualidad se encontraría en situación de calle.

En esa línea, los investigadores no descartaban que este sospechoso haya tenido algún tipo de participación en el doble crimen.

 

FAMILIARES DE MÍA PIDEN AYUDA

Una tía de Mía pidió  que la comunidad ayude a localizarla. «Por favor la gente que pueda aportar datos que se comunique con nosotros», dijo entre lágrimas Romina Martín en declaraciones a la prensa.

Con desesperación, la tía, acompañada por otros familiares, aseguró que tienen esperanzas en encontrar a la niña con vida.

«Creemos que está viva y la vamos a encontrar. Por favor busquen a Mía, que Mía va a aparecer con vida», expresó la mujer, quien es hermana de Sabrina Martín, la joven asesinada ayer.

La tía de Mía se excusó de aportar datos sobre lo sucedido. «No podemos hablar de nada, sólo pedimos encontrar a Mía, cualquier dato que tengan comuníquense con la familia, están sus fotos en las redes sociales y nuestros teléfonos. Ahora lo único importante es encontrar a la nena».

 

DEJA UNA RESPUESTA