Se inició el proceso de adopción para los cinco hermanos, a cuatro meses de la convocatoria pública

BUENOS AIRES- Un matrimonio que respondió a la convocatoria pública para adoptar a cinco hermanos de entre 6 y 14 años fue seleccionado entre los 359 postulantes que se presentaron y ya inició la vinculación con los niños, que hace cuatro meses manifestaron su deseo de tener papás pero también de permanecer juntos bajo el mismo techo.

Con estos encuentros comenzó la etapa de vinculación para alcanzar la guarda preadoptiva, período que se extenderá entre seis meses y un año y que consiste en la convivencia del grupo familiar, con el acompañamiento de los equipos profesionales; y cumplido ese proceso llega el momento de la adopción o guarda definitiva.

«Fue muy emocionante ver el primer acercamiento. Primero apareció la timidez y hasta incluso cierta parquedad pero esas sensaciones fueron rápidamente reemplazadas por el entusiasmo»

Guadalupe Tagliaferri, presidenta del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Gobierno de la Ciudad «Fue muy emocionante ver el primer acercamiento. Primero apareció la timidez y hasta incluso cierta parquedad pero esas sensaciones fueron rápidamente reemplazadas por el entusiasmo y las ganas de adultos y niños y todo comenzó a fluir entre ellos», dijo a Télam Guadalupe Tagliaferri, presidenta del Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires.

El primer encuentro se realizó en un contexto institucional y a esa reunión le siguieron varias más del mismo tipo; pronto, los chicos irán por primera vez a dormir a la casa de la pareja, que no tiene hijos biológicos y reside en la Ciudad de Buenos Aires.

Para Tagliaferri, «el caso es emblemático porque logramos vincular el deseo de los hermanos que era tener una familia y permanecer juntos con el deseo de ser padres de este matrimonio».

«La pareja era pretensa adoptante desde antes; pero cuando se hizo la convocatoria pública nacional en junio pudo ampliar los parámetros de su búsqueda y enfrentar este desafío», señaló Tagliaferri.

Esta es «una adopción en respuesta a los chicos. Una adopción que responde a la necesidad y al derecho a crecer en familia que tienen estos niños», dijo la titular del Consejo de Niños, Niñas y Adolescentes de la Ciudad, que a través de la Defensoría General de la Nación, en el marco de un expediente judicial y con la coordinación de la Defensoría de Niñas, Niños y Adolescentes de la Comuna 14, logró lanzar la convocatoria pública nacional.

La amplia repercusión obtenida en los medios masivos de comunicación ayudó a que 359 familias manifestaran su voluntad de adoptar a los cinco hermanos, tres nenas de 6,7, y 14 años y dos varones de 10 y 11.

La inscripción de los postulantes se concretó  desde el 24 de junio hasta el 30 de junio inclusive, y finalizada esta etapa, el Consejo de los Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes estableció un primer contacto con las familias a fin de confirmar datos y solicitar información complementaria.

Concluido este primer contacto, las familias con voluntad de continuar en el proceso de evaluación fueron 329, 27 de ellas de la Ciudad de Buenos Aires y las restantes del resto del país.

La evaluación y selección de una familia para este grupo de hermanos fue el fruto de la articulación entre la Dirección Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA) y el Registro Único de Aspirantes a Guarda con fines Adoptivos (RUAGA).

Además, el Consejo contó para los talleres, entrevistas psicológicas y socioambientales con la colaboración del equipo interdisciplinario de la Facultad de Psicología de la Universidad de Buenos Aires «Atención de Niños privados del cuidado parental».

«El matrimonio que fue considerado por todos los equipos técnicos intervinientes como los postulantes más idóneos para comenzar un proceso de vinculación con el grupo de los cinco hermanitos fue puesto a consideración del juez interviniente en la causa, quien estuvo de acuerdo con esta decisión y autorizó el comienzo de las reuniones», explicó Tagliaferri.

La titular del Consejo agregó que «el proceso atravesado en este caso demuestra que los plazos son los esperables cuando los postulantes comprenden que también se puede ahijar grupos de hermanos o niños más grandes».

Actualmente, sólo en la Ciudad de Buenos Aires, más de 170 chicos se encuentran esperando una familia, entre ellos hay 70 grupos de hermanos o tienen más de 4 años, lo que los hace quedar fuera de los parámetros del 74 por ciento de los aspirantes a adoptar.