La solución está en tus manos

BUENOS AIRES – El hábito de lavarse las manos con agua y jabón es la medida más eficaz para eliminar los gérmenes que producen numerosas afecciones. La importancia de inculcarlo a los más pequeños de la casa.

Siendo chico, quién no escuchó de una abuela cada vez que volvíamos de jugar o nos sentábamos a la mesa para tomar la leche la pregunta: “Ya te lavaste las manos”.

Este hábito tan simple, el de higienizarse las manos con agua y jabón antes de comer, después de ir al baño o después de sacar  la basura, es una de las medidas más eficaces y económicas para prevenir enfermedades y conservar la salud de todos los integrantes de la familia.

El correcto lavado de manos elimina los gérmenes que producen numerosas afecciones. Está comprobado que mediante este sencillo acto cotidiano se puede evitar el contagio de enfermedades diarreicas, infecciones cutáneas o en los ojos, parásitos intestinales y enfermedades respiratorias como la gripe.

Reforzar esta costumbre y que a diario los adultos se la transmitan a los más pequeños es vital. ¿Por qué? Simplemente, porque las manos son las principales portadoras de gérmenes que causan enfermedades. Los gérmenes o microbios son seres vivos muy pequeños, imperceptibles para el ojo humano, que dependen de algo o alguien para moverse de un lugar a otro, y algunas partes de nuestro cuerpo les sirven como vehículo.

Por ejemplo, al tocar con las manos pollo crudo y después comer una fruta, o al haber estado en contacto con heces y luego manipular un objeto que utilizamos para alimentarnos o beber, se produce una contaminación que puede afectar la salud, y en la mayoría de los casos esto se produce por medio de transporte más comunes para los microbios.

Pero hay que tener en cuenta que lavarse las manos sólo con agua no sirve. Es necesario usar abundante  jabón, ya que facilita la frotación, lo que permite disolver la grasa y eliminar los gérmenes que causan enfermedades. Si no se cuenta con jabón, es posible reemplazarlo eventualmente con alcohol en gel.