Rastrillajes, rechazo de pedido de recusación y un juez que insiste en la hipótesis de que Santiago se ahogó

Aviso publicitario
banner moron

 

CHUBUT- Unos 400 efectivos de distintas fuerzas de seguridad nacionales y de la provincia de Chubut realizan un megaoperativo de rastrillaje en el Lof (comunidad) de Resistencia Cushamen, en Chubut, bajo órdenes firmadas por el cuestionado juez Guido Otranto.

Los efectivos pertenecen a Prefectura, Policía Federal y Policía de Chubut, quienes cuentan con el equipo de canes de la Policía de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, de San Luis y de Santiago del Estero.

Según la orden del juez  el objetivo del operativo es encontrar la mochila y los celulares del joven desaparecido el 1 de agosto en cercanías del predio allanado.

Durante la madrugada de este lunes, la ruta de acceso al predio en el que se encuentra la comunidad fue cortada para evitar intromisiones en el allanamiento.

El rastrillaje llevaría casi todo el día de hoy.

Al mismo tiempo se conoció la noticia de que la Cámara Federal de esa provincia citó a la familia Maldonado para este jueves.

La medida se conoce luego del rechazo al pedido de recusación por parte de los familiares al Juez Guido Otranto.

La Cámara de Comodoro Rivadavia citó a Sergio Maldonado y su abogada luego de que el juez Otranto haya rechazado una presentación de la familia para que se aparte de la investigación.

La familia de Santiago Maldonado se presentará el jueves a las 11 ante la Cámara Federal de Apelaciones de la provincia de Chubut para apelar el rechazo a la recusación del juez Guido Otranto, quien investiga la desaparición del joven visto por última vez el 1 de agosto luego de un operativo represivo de Gendarmería Nacional en la comunidad mapuche Resistencia Cushamen.

Otranto basó su negativa a apartarse de la causa justificando que “el querellante confunde el objeto procesal de esta investigación, que está pura y exclusivamente encaminada a establecer si Santiago Maldonado ha sido víctima del delito de desaparición forzada de personas”.

La familia del joven desaparecido había pedido el jueves que juez se aparte de la causa debido al «nulo avance» de las investigaciones. En la presentación, realizada por la abogada Verónica Heredia, la familia requirió además la intervención de un magistrado «imparcial y eficiente en la tarea a su cargo».

En una entrevista publicada  por el diario La Nación, el juez declaró que la hipótesis «más razonable» es que Maldonado «podría haberse ahogado» en el río Chubut al escapar del operativo de Gendarmería Nacional en la comunidad Resistencia Cushamen, el 1 de agosto pasado, como consecuencia de un corte de la ruta 40, en el noroeste de Chubut.

«No veo elementos que me permitan sostener que (Maldonado) pudo haber sido herido de gravedad por un disparo a corta distancia o una piedra, por uno o más gendarmes», apuntó además Otranto.

Otranto destacó que «muy pocos testigos» han declarado en la causa por la desaparición de Maldonado, por lo que pidió que se presenten a declarar quienes hayan visto lo sucedido y hasta ahora no lo han hecho.

«No veo elementos para sostener que Maldonado pudo haber sido herido por un gendarme».

El magistrado, quien ha tomado alrededor de 40 declaraciones a testigos, sostuvo que «se está aclarando qué pasó el 1º de agosto» cuando un grupo de mapuches cortaron la ruta 40 en cercanías de la comunidad Resistencia Cushamen, en el noroeste de la provincia de Chubut.

Dijo que tres personas identificaron a Maldonado entre los manifestantes, por lo que sostuvo que no tiene elementos «para dudar de que haya estado allí» ese día.

«No le encuentro consistencia a la versión de que Maldonado fue capturado por la Gendarmería».

 

 

DEJA UNA RESPUESTA