Artistas nacionales recordaron a China con cariño y admiración

BUENOS AIRES- Graciela Borges, quien compartió con China filmes como “Heroína”, “Pubis angelical” y ”Pobre mariposa”, la describió como “un ser luminoso, con cosas graciosas. Ella era una campanita, va a estar en medio de nuestro corazón y de nuestra vida.

«Tuvimos mucha vida juntas, la escuchaba con los oídos de la cabeza y del corazón abiertos. Una mujer muy moderna, muy actual, muy abierta a todo y muy llena de amor, la amaba con todo mi corazón”, contó.

Perciavalle, quien trabajó con China en Nueva York a mediados de los 60, donde presentaron un espectáculo en base a las canciones de María Elena Walsh, compartió luego noches de café concert y fue uno de sus amigos entrañables, agradeció a la vida haberla conocido y aseguró que fue una felicidad haber sido su amigo.

«Fue una mujer muy feliz y ha hecho felices a muchísimos, que creo que para China era lo más importante, feliz si podí­a hacer feliz a los que la rodeaban, vivió hasta el último momento haciendo feliz a todo el mundo», remarcó.

«La conocí siendo yo chico y ella una jovencita y hemos vivido una vida juntos. Incluso este año cuando estaba en la casa nos reí­amos mucho y me decí­a: ‘Carlitos por qué no te casás conmigo porque me gustaría irme de este mundo casada’, y yo decía ‘no China, yo soy viejo para vos, vos tenés que buscarte un jovencito», recordó el actor.

«Fue una mujer muy feliz y ha hecho felices a muchísimos, que creo que para China era lo más importante, feliz si podí­a hacer feliz a los que la rodeaban, vivió hasta el último momento haciendo feliz a todo el mundo»

Carlos Perciavalle Brandoni compartió con la dama uruguaya dos películas, y afirmó en relación a su composición de una enfermera en la cinta “Darse cuenta” de Alejandro Doria (1984) que “fue un trabajo extraordinario filmado en el hospital Muñiz, aunque muchos recordarán ‘Esperando la carroza’, fue tan popular. Ella era muy aplicada y divertida”.

Para Brandoni, quien hoy protagoniza la obra “Parque Lezama”, el recuerdo de una anécdota compartida sintetiza su espíritu, “hace años fuimos a un festival de teatro organizado por la compañía El Galpón de Montevideo, como fallaron varios de quienes habían prometido asistir, ella agarró una silla e improvisó por 40 minutos. Tenía material para entretener durante un viaje en barco”.

El actor Eduardo Blanco, compañero de Brandoni en “Parque…”, encarnó al hijo de la actriz fallecida en la película “Conversaciones con mamá”, de Santiago Oves (2004) y la recuerda como una persona dotada de “una energía increíble para el trabajo, una pasión» y la definió como «una persona que deja una huella con muchas historias para que podamos seguir compartiendo”

“Esperando la carroza”, del autor uruguayo Jacobo Langsner, se estrenó en televisión antes que en el cine, en 1973, dentro del ciclo “Alta Comedia” (Canal 9) y allí Zorrilla compartió escenas con Pepe Soriano quien afirmó que «dejó su trabajo para memoria de las generaciones que vienen, igual que Alfredo Alcón y Duilio Marzio”.

Soriano relacionó la nacionalidad de la actriz con los orígenes del teatro y detalló que “aunque mucha gente lo desconoce, el teatro en estas latitudes nace en las dos orillas del Río de la Plata».

«China no es uruguaya -sostuvo-, es una actriz rioplatense a quien lo único que la separa de algo es el agua».

También la recordó el ex presidente uruguayo Sanguinetti, amigo personal de China, y a quien ella iba a visitar cuando estaba en Montevideo.

«China era un personaje en sí­ mismo, un personaje maravilloso, con una gracia infinita», evocó.

El ex mandatario destacó que era descendiente de un linaje de artistas, -su abuelo fue el poeta nacional uruguayo y su padre uno de los más renombrados escultores orientales- y que la actriz «perteneció a una generación muy importante dentro del teatro uruguayo».

En tanto Lito Cruz, que trabajó con ella en el filme de Alejandro Doria «Darse cuenta», resaltó que «lo primero que uno recuerda de ella es su reflexión, su ternura, su ironí­a y esa alegrí­a que nos transmití­a a toda la gente».

«Ella está viajando y eso hace que la tengamos en el pensamiento: China ya no es una imagen, es un sentimiento, una sensación», definió.

De laureada trayectoria en el cine, el autor Marcos Carnevale, quien además de escribir el guión la dirigió en la película «Elsa y Fred», expresó: «tenía 92 años, pero supo vivir tanto que vivió como 370. Tuve el privilegio de trabajar con ella y hacer una película hermosa, era una actriz enorme, con una voz única.

«Vivía mirando musicales, eso la ponía de buen ánimo, recordábamos miles de veces el rodaje en Europa, no sé si le preocupaba su salud, estaba como muy en paz, estaba preparada».

En tanto el Gobierno formalizó la declaración de duelo nacional por dos días a raíz de la muerte de la actriz, a quien definió como “una verdadera representante de la cultura rioplatense”.

La medida, dispuesta ayer tras conocerse el fallecimiento de la reconocida actriz uruguaya en una clínica de Montevideo donde se encontraba internada por una afección respiratoria, fue publicada en el Boletín Oficial a través del decreto 1594, que lleva la firma de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner y el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo.

La norma destaca que Concepción Matilde Zorrilla de San Martín Muñoz “consagró su vida a las expresiones artísticas populares, siendo considerada una verdadera representante de la cultura rioplatense por sus dotes como actriz, tanto en el ámbito teatral y televisivo como cinematográfico”.

En ese marco, el texto añade en los considerandos que la artista “ha sido una figura querida tanto en Uruguay, su país de nacimiento, como en la Argentina, destacándose durante toda su extensa trayectoria, además de actriz, como productora, directora e inclusive como puestista de ópera”.

Además, recuerda que Zorrilla “ha merecido el reconocimiento nacional e internacional siendo merecedora de numerosos premios y nominaciones, como los Konex, ACE, Martín Fierro y Cóndor de Plata, resultando galardonada en los Festivales de cine de Moscú, La Habana y Málaga, entre otros, debiendo mencionarse asimismo la condecoración de la Legión de Honor otorgada por parte de la República Francesa”.

El decreto cierra destacando que la actriz, fallecida a los 92 años, “en los ámbitos en los que le tocó actuar sostuvo los mejores valores del arte rioplatense, por lo que el Gobierno y el pueblo de la Nación Argentina acompañan con su pesar el dolor de sus seres queridos».

Como es de rigor en estos casos, la bandera nacional permanecerá a media asta en los edificios públicos.