El Gobernador encabezó la destrucción de 384 mil autopartes

CAMPANA- El gobernador Daniel Scioli supervisó hoy en Campana la destrucción de 384 mil autopartes que fueron secuestradas por la Policía en diversos operativos, y renovó su pedido a la Legislatura por un tratamiento “a la brevedad” del proyecto para limitar las excarcelaciones de quienes posean armas y no las puedan justificar.

Scioli también pidió celeridad en la adhesión a la Ley Nacional de Desarmaderos que permitirá –remarcó- “registrar y codificar las autopartes y destruirlas bajo los términos de la Ley, de manera de sacarlas del mercado”.

“El proyecto para adherir a la normativa nacional lo enviamos precisamente para tener todo el control de este mercado de autopartes que se lleva adelante en forma ilegal, y detrás de eso, están las mafias de desarmaderos o los robos que se llevan a mano armada para sustraer automotores”, reforzó el gobernador.

En cuanto a la destrucción de los 384 mil autopartes, Scioli informó que “en total fueron 27 allanamientos los que se realizaron, donde hay 15 detenidos, 31 autos y 7 armas”.

“Es el resultado de los distintos allanamientos que llevamos adelante con la policía que se hicieron en la zona de Rosario, Lugano y en nuestra Provincia, que permitió desmantelar tres organizaciones de piratas del asfalto: una con 700 cubiertas en Quilmes, otra con 10 mil kilogramos de aluminio en Lanús, y medicamentos del laboratorio Roemmers en Lomas de Zamora”, apuntó.

Reafirmó asimismo los ejes de la política de seguridad ciudadana impulsada por el ministro del área, Ricardo Casal, en la que –ponderó- “llevamos adelante la lucha contra las drogas, desmantelando desarmaderos y desarmando a estos delincuentes que en las últimas horas han llevado adelante hechos gravísimos”.

La destrucción se realizó en las instalaciones de la empresa Scrap Service S.A., operadora de chatarra ferrosa para la producción de acero, de Campana y estuvo presente el ministro Casal.

En los procedimientos se detuvieron a 15 personas que integraban esta banda que operaba en el conurbano, CABA y el interior del país, así como en Rosario y se desarticularon 6 depósitos de autopartes, donde se incautaron las 384 mil piezas.