Comienza el encuentro internacional de tango en la ex Esma

BUENOS AIRES- El Primer Encuentro Internacional de Tango para Músicos, que se celebrará entre el lunes y el domingo próximos en el predio de la ex ESMA, tiene el objetivo de avanzar en la sistematización del género, ya que «buena parte de la transmisión oral se ha perdido», según aseguró el violinista Ramiro Gallo, uno de sus docentes. 

«El tango se transmitió siempre por tradición oral pero en los últimos años hubo un proceso en el que fuimos perdiendo referentes y, así, también, una forma de intercambio y aprendizaje», explicó Gallo en diálogo con Télam.

El encuentro, dirigido a estudiantes, docentes y músicos ya formados que deseen tocar tango, combinará talleres, clases y conciertos para inscriptos de todo el mundo en el Espacio Cultural Nuestros Hijos (Ecunhi).

«Desde los 90 los músicos nos dimos cuenta de la necesidad de sistematizar la información y los conceptos; reconocimos el valor de desarrollar un método escrito para la enseñanza», apuntó Gallo.

En un mismo sentido, la flautista Paulina Fain, directora del encuentro, reflexionó: «Todos los músicos de tango aprendimos de los maestros en forma oral, pero aquellos que no están en Buenos Aires necesitan otra clase de acercamiento y es necesario abrirles ese código secreto para que lo puedan tocar».

«El incio de este proyecto -explicó- viene de la colección `Método de Tango`, editada por Ricordi en 2010, donde varios compositores nos propusimos decodificar en un libro y enseñar aquello que no está escrito del lenguaje del tango».

«Porque -aseguró- si tocás lo que está escrito en la partitura, no suena. Y esa es una particularidad de las músicas populares».

El Encuentro de Tango, tendrá un plantel docente conformado por músicos como Ramiro Gallo, Diego Schissi, Exequiel Mantega, Hernán Possetti, Ignacio Varchausky, Julián Peralta, Pablo Motta y Paulina Fain, entre otros.

Habrá clases de instrumento, orquestación y composición; de historia del tango y estilos; prácticas orquestales en diversos formatos; clases magistrales y conciertos abiertos al público.

«No se trata de escribir y codificar. Sino además de compartirlo, de socializar la información», dijo Gallo.

A propósito del Encuentro, Télam dialogó con su directora, Paulina Fain, que reflexionó sobre las posibilidades de codifificación del género.

– ¿Qué antecedentes escritos, parciales, encontraron para tener como base la Colección Método de Tango?- El libro de Horacio Salgán y el de Julián Peralta con sus herramientas para la Orquesta Típica y una gran cantidad de arreglos escritos con diferentes nomenclaturas. Comenzamos con eso una suerte de cruzada sobre cómo escribir las síncopas y los fraseos de cada maestro. Visitábamos a cada uno y le mostrábamos las conclusiones. Fue un arduo trabajo de muchos años.

-¿En qué estado se encuentra este trabajo de sistematización del tango en relación con lo que ocurre en otros géneros?

-En Argentina existe una falencia editorial musical que va mucho más allá del tango. El primer Método de Tango lo editamos con Ricordi de Alemania y recién ahora compramos los derechos y se editará en el país. Pero hablamos de un trabajo que debió haberse hecho hace muchísimo tiempo. El jazz, por caso, ha editado mucho y eso permite que muchísimos musicos toquen jazz en todos lados del mundo.

– ¿Cómo ha contribuido la sistematización de la enseñanza en que se generaran las condiciones para este proyecto?

– Fue importantísimo lo que ha hecho la Escuela de Música Popular de Avellaneda (EMPA) o el Manuel de Falla. Antes era todo oral y ahora la gente accede al conocimiento de otra manera. Hay una búsqueda por llegar al conocimiento con otra velocidad y se ha comenzado el camino de un crecimiento exponencial.