Peligroso delincuente fugado cayó nuevamente preso gracias a sus tatuajes

LA PLATA- Un preso que se había fugado del penal platense de Lisandro Olmos y había aumentado considerablemente de peso y cambiado su fisonomía para no ser reconocido, fue descubierto y detenido a raíz de los tatuajes que lleva en su cuerpo.

El recapturado gozaba de salidas transitorias de la Unidad Carcelaria 26 de la capital provincial, pero en julio del año pasado no regresó de una de ellas y fue declarado prófugo.

Con el objetivo de pasar desapercibido, el prófugo empleaba un nombre falso, se teñía el pelo y había aumentado considerablemente de peso, explicaron las fuentes.

No obstante, tras una investigación policial, se logró dar con su paradero y detenerlo a raíz de que se le reconocieron los tatuajes que tiene en su cuerpo.

El recapturado tiene causas penales por varios intentos de robo y una violación, añadieron los informantes.

El arresto se llevó a cabo en una vivienda de calle 152, entre 66 y 67, de La Plata, y tras ser detenido fue llevado a la comisaría tercera de Los Hornos.

En el lugar se le realizaron una serie de reconocimientos para identificarlo, ya que a simple vista había cambiado mucho su aspecto y no era fácil darse cuenta de quien era.

«El hombre había cambiado su corte de pelo, así como también el color y su masa corporal ya no era la misma. De todas formas, pese a tantos cambios, se logró identificarlo gracias a unos tatuajes en la zona del tórax», explicaron las fuentes.

Tras el reconocimiento, el recapturado quedó a disposición del Juzgado de Ejecución Penal Nº 2 de La Plata, para su reingreso a otra unidad del Servicio Penitenciario Bonaerense.