Asaltaron en Ituzaingó a un juez de San Martín

 

ITUZAINGÓ- Se trata del juez Alejandro Moramarco Terrarrosa, asaltado junto a su esposa y sus dos hijos en su casa del partido de Ituzaingó. Es el presidente del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de San Martín.

El juez del Tribunal Oral en lo Criminal 1 de San Martín, Alejandro Moramarco Terrarossa, aseguró que los delincuentes que lo asaltaron lo amenazaron con matarlo si no les entregaba dinero y, como no tenía, pensó que le iban a disparar delante de sus hijas.

El magistrado también contó que uno de los ladrones lo golpeó con la culata de un arma en la cabeza y le provocó un corte.

El hecho comenzó en la calle Juncal y Santa Rosa, en el partido de Ituzaingó, cuando el magistrado llegaba junto a su esposa a su casa, en la cual se hallaban sus dos hijas de 20 y 22 años.

Según las fuentes policiales, Moramarco Terrarossa detuvo la marcha de su camioneta Chevrolet S10 en el frente de su casa, mientras su esposa abría el portón del garaje y, en esas circunstancias, dos delincuentes descendieron de un Fiat Palio y los amenazaron.

«Aparecieron de pronto dos hombres, uno de cada lado de la camioneta. Uno de ellos comenzó a golpear la ventanilla del lado del acompañante y me pedía a los gritos que bajara. Estaba desorbitado, muy violento», dijo el magistrado.

En ese momento, el juez observó que el otro delincuente «ya había agarrado a mis dos hijas y se las llevaba para adentro de mi casa, por eso yo bajé y les pedí que se calmaran».

Los delincuentes llevaron a sus cuatro víctimas hasta la cocina y, mientras hacían tirar al piso a las tres mujeres, uno de los ladrones golpeó en la cabeza al juez mientras le pedía la entrega del dinero.

«Veía a mis hijas tiradas en el piso y uno de los delincuentes que me pedía plata y me decía que si no se la daba me mataba. Me decía `te mato, te mato`. Yo pensé que mi vida se terminaba ahí», dijo el magistrado.

En tanto, el jefe Departamental de Morón, Alejandro Moreno, aseguró que el robo duró «no más de cinco minutos» y que los delincuentes, ambos mayores, robaron algo de dinero, algunos electrodomésticos y dos teléfonos celulares y huyeron en el mismo auto en el que habían llegado, en el cual los esperaba un tercer asaltante que actuó como «campana».

Los vecinos que habían visto el momento en el que los delincuentes ingresaban a la casa del juez, llamaron al 911 y contaron lo que ocurría.

Por eso, pocos minutos después las comisarías que dependen de la Jefatura Departamental de Morón montaron un operativo cerrojo para encontrar a los delincuentes.

El auto de los asaltantes fue observado cerca de la autopista del Oeste y se originó una intensa persecución que finalizó en la avenida Santa Rosa y Colectora Oeste, en Castelar Norte, donde fueron apresados dos de los tres sospechosos.

Tras las detenciones, la policía recuperó algunos de los elementos robados a la familia, pero no se secuestró el arma de fuego, ya que se cree que fue descartada por los delincuentes en la fuga.

Los detenidos fueron trasladados a la Comisaría Séptima de Morón con intervención en la zona, a la espera de ser llevados a declarar ante el titular de la Unidad Funcional de Instrucción 7 de Morón, Javier Baños.