Presos: Suman 750 camas para asistir a personas detenidas que puedan ser afectadas por la pandemia

 

 

El Ministerio de Obras Públicas de la Nación construirá 16 Unidades Sanitarias Carcelarias y seis Centros de Aislamiento en penales de todo el país, en el marco de la emergencia sanitaria por el coronavirus.

«Todos los espacios permitirán sumar 750 plazas, para asistir a las personas detenidas afectadas por la Covid-19 y evitar el aumento de casos dentro de los penales», indicó esa cartera.

«Vamos a destinar $ 1.050 millones para el desarrollo de estas unidades, que se realizarán a partir de las directivas del Ministerio de Salud, y en un trabajo conjunto con los ministerios de Justicia de la Nación y de la Provincia de Buenos Aires», dijo Katopodis

La contratación, construcción y equipamiento de estos espacios se está gestionando a través de Naciones Unidas, que garantiza rapidez, transparencia y eficacia por su experiencia y buenas prácticas internacionales.

«Ese proceso de licitación lleva aproximadamente entre 15 y 20 días. Una vez finalizado empezamos la obra en sí», detalló Katopodis.

Según datos técnicos aportados por la cartera de Obras públicas, las 16 unidades sanitarias estarán ubicadas en terrenos dentro de los penales y permitirán sumar 432 plazas, distribuidas según el espacio disponible en cada unidad penitenciaria.

Serán módulos de realización rápida, escalables (es decir que pueden ser ampliados con facilidad en caso de ser necesario), a través de la metodología de la construcción en seco, lo que permite su realización de manera simultánea en turnos rotativos de 24 horas.

«Van a estar equipados con camas en celdas individuales con cierre electrónico y tendrán cierto nivel de complejidad, como equipamiento de Rayos X móviles, resucitador, equipo de traqueotomía, ventilador móvil (respirador), kit de laboratorio y equipo de curaciones», indicó Katopodis.

También tendrán un sistema de cámaras de monitoreo y, una vez terminada la pandemia, van a quedar como centros de salud en los penales.

De las 16 unidades, una docena están ubicadas en la provincia de Buenos Aires repartidas entre el Servicio Penitenciario Federal y el Bonaerense.

Dentro del Servicio Penitenciario Federal habrá 144 plazas distribuidas entre el Complejo Penitenciario Federal 1 de Ezeiza; el 2, de Marcos Paz; el 3, de Güemes (Salta) y la Unidad 21 de Trelew, en Chubut.

El Servicio Penitenciario Bonaerense sumará 288 plazas distribuidas en los complejos Norte, Conurbano Bonaerense Sur/Oeste, Este, Florencio Varela, La Plata, Olmos, Magdalena, Sur, Centro Zona Sur, Centro Zona Norte, Campana y San Martín.

En tanto, los centros de aislamiento «serán seis y se instalarán en espacios ya existentes dentro de las cárceles, que estarán reacondicionados para sumar más de 300 plazas y disminuir la cantidad de contagios», confió Katopodis a Télam.

Estarán equipados con camas divididas por paneles y un office de enfermería y tendrán un sistema de cámaras de monitoreo.

Estarán ubicados en el Complejo Carcelario Federal CABA, Ezeiza, Marcos Paz, Güemes (Salta); Trelew (Chubut) y en la Escuela Penitenciaria Nacional (para aislamiento del personal).

Además, en el Complejo Carcelario Federal CABA se llevará a cabo una adecuación de pabellones para mayor aislamiento.

Por otro lado, el Ministerio continúa construyendo, ampliando y refaccionando las unidades penitenciarias de Mercedes (Buenos Aires), Coronda (Santa Fe) y Luján de Cuyo (Mendoza), que estaban paralizadas en la gestión anterior.

DEJA UNA RESPUESTA