Para Daniel Filmus el Reino Unido tiene una política de “doble estándar”

BUENOS AIRES El secretario de Asuntos Relativos a la Islas Malvinas, Daniel Filmus, señaló que Gran Bretaña rechazó “el 88 por ciento de los plebiscitos sobre autodeterminación que se presentaron en la ONU, y sólo avaló la realización de una consulta sobre el tema que se realizó el año pasado en el archipiélago que Argentina reclama desde 1833″.
“El Reino Unido tiene una política de doble estándar que se expresa de forma permanente en los organismos internacionales. Cada vez que se planteó la realización de una consulta popular sobre la independencia de un territorio colonizado votó en contra. A excepción de Malvinas, donde apoyó una votación que no contó con el aval del Comité de Descolonización de la ONU”, recordó Filmus
El funcionario recordó además que, cuando se planteó en las Naciones Unidas la posibilidad de que los pueblos de las Antillas Menores se expresaran sobre su autodeterminación, “Gran Bretaña bloqueó todas las propuestas sobre independencia que se formularon ante el organismo”.
Además, citó el caso de la Isla Diego García, una antigua posesión británica ubicada en el Océano Indico, cuya población nativa –los chagos- fue expulsada en 1966 para que Estados Unidos construyera en el lugar una base aeronaval.
Los Chagos tienen la posibilidad de volver a la isla dentro de dos años, cuando se cumplan 50 años de su expatriación, pero según denunció la organización Wikileaks, el encargado de asuntos británicos para Asia, le propuso a Estados Unidos declarar “a Diego García como reserva natural libre de pesca” para bloquear el retorno de la población originaria.
“Ese funcionario se llama Colin Roberts, y fue designado por el gobierno del primer ministro James Cameron como futuro gobernador de la Malvinas. Vemos entonces cuál es el respeto que tiene el Reino Unido por la autodeterminación de los pueblos”, subrayó Filmus.
Hoy, en Roma, tras reunirse con el Papa Francisco, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner afirmó que Argentina apoyará “la realización de plebiscitos sobre autodeterminación siempre y cuando se respete la integridad territorial y exista un reclamo por la independencia de parte de un pueblo”.