Menor detenido por el asesinato de la docente jubilada en Junín

JUNIN-  Un adolescente de 17 años fue detenido ayer por el crimen de la docente jubilada, Olga Aída Acedo, ocurrido el viernes último durante un asalto en su casa de la ciudad bonaerense de Junín, informaron fuentes policiales y judiciales.

Tras ser apresado, el sospechoso se negó a declarar ante el fiscal del Fuero Penal de Responsabilidad Juvenil, José Alvite Galante, quien le imputó el delito de “homicidio en ocasión de robo”.

El crimen de Acedo (72) fue cometido seis días después del de Karen Campos (17), la kiosquera de Junín que murió al recibir un balazo durante otro asalto, lo que derivó en violentos incidentes entre vecinos y policías, que incluyeron el intento de incendio de la municipalidad y otros destrozos en edificios públicos.

Fuentes policiales y judiciales indicaron que alrededor de las ocho de la mañana, un adolescente de 17 años fue detenido acusado de haber asesinado a la maestra jubilada.

La detención fue ordenada por el juez de Garantías del Joven de Junín, Marcos Cornaglia, a pedido del fiscal Alvite Galante, el mismo que tiene a cargo la causa por el homicidio de Campos.

Según fuentes policiales, el sospechoso fue apresado en la casa de un familiar a partir de datos aportados por testigos.

Al parecer, uno de los testimonios señaló el propio adolescente se autoincriminó al realizar algunos comentarios a sus allegados, sostuvo un vocero de la pesquisa.

El mismo informante indicó que en poder del sospechoso no se halló ningún elemento perteneciente a la víctima ya que, en principio, el robo no se llegó a concretar, al tiempo que señaló que el detenido cuenta con otros antecedentes penales.

En tanto, luego de la indagatoria, la defensa del adolescente solicitó la excarcelación extraordinaria del acusado, mientras que el fiscal Alvite Galante pidió al juez Cornaglia que fije una audiencia para resolver si le corresponde la prisión preventiva.

El crimen de Acedo ocurrió el viernes pasado, en una vivienda ubicada en avenida República 170, entre Carlos Pellegrini e Hipólito Yrigoyen, de Junín, donde la víctima estaba al cuidado de su sobrina nieta de dos años.

Alrededor de las 09.30, Florencia (de 23 años y maestra integradora en la escuela 501 de Junín) dejó a su hija de 2 años al cuidado de Acedo y cuando regresó a buscarla, a las 12.30 , encontró a la maestra jubilada muerta y degollada, y a la nena ilesa, al costado del cadáver.

La joven avisó a la Policía y los efectivos que llegaron al lugar secuestraron el arma homicida de la escena del crimen, una cuchilla, la cual es sometida a peritajes en busca de huellas del asesino.

Los pesquisas dijeron que dos días antes del crimen, la mujer asesinada había cobrado su jubilación y ese dinero, unos 2.000 pesos, quedaron guardados dentro de un cajón.

La principal hipótesis apunta a que un delincuente entró a la propiedad tras romper una claraboya del baño, que sólo tiene 35 centímetros de diámetro, y desde allí se descolgó con una soga y le abrió la puerta a un cómplice.

Por cuestiones de seguridad y para evitar posibles represalias, el acusado del crimen fue derivado a un instituto de menores de nuestra ciudad