Para Pablo Ferreyra la marcha es «un intento desestabilizador»

CAPITAL FEDERAL- El legislador porteño Pablo Ferreyra (agrupación Seamos Libres), hermano del militante asesinado Mariano Ferreyra, consideró que la marcha del silencio a realizarse hoy -a un mes de cumplirse la muerte del fiscal Alberto Nisman- «es un eslabón más del intento desestabilizador”.

“Es evidente que nuestro país vive un intento desestabilizador», sostiene el legislador en un comunicado difundido a la prensa y agrega que «se enmarca en una serie de acciones de similares características a las sufridas por otros gobiernos populares de la región, como Venezuela y Brasil”.

Ferreyra evaluó también que la marcha “responde a intereses corporativos de jueces y fiscales que tienen dependencia con las estructuras de espionaje; un sector del Poder Judicial que sostiene redes de corrupción y funcionalidad al poder económico y al crimen organizado y lejos está de defender los derechos del pueblo trabajador».

En sintonía con el Movimiento Evita, la organización Seamos Libres, que lidera Ferreyra, llamó «a una movilización frente a la Embajada de Estados Unidos para este viernes 20 a las 18 horas».