Procesan por violencia de género a diputado del PRO

 

El diputado nacional sanjuanino del PRO, Eduardo Cáceres, fue procesado este miércoles por el delito de lesiones leves agravadas por el vínculo en una causa en la que su expareja, la dirigente del mismo partido Gimena Martinazzo, lo denunció por violencia de género.

Según se informó este mediodía en los tribunales sanjuaninos, el titular del Cuarto Juzgado Correccional, Federico Ródríguez, procesó al legislador «sin prisión preventiva» y le trabó un embargo por 250 mil pesos.

Cáceres, quien cursa su segundo mandato como diputado nacional y está suspendido por la Cámara Baja desde la semana pasada, fue denunciado el 23 de noviembre por su expareja, la vicepresidenta del PRO de San Juan.

Según la dirigente, el legislador le «quitó el teléfono para revisarlo» cuando ambos estaban «en su casa» y cuando ella quiso «recuperarlo», él la «agredió físicamente, lo que está comprobado por el médico legista».

En sede judicial, el legislador había negado los hechos, incluso desmintió haberla lesionado y en las redes sociales habló de «una intencionalidad política» por parte de su expareja, con el objetivo de ocupar su banca en la Cámara baja, ya que ella es quien lo «sigue en la lista de diputados nacionales del partido».

Tras conocerse el procesamiento dictado por la Justicia, Martinazzo dijo que espera “que se haga Justicia con todo esto, porque es mucho lo que hemos pasado”. Además, relató que el diputado nacional le produjo «hematomas que fueron constatados por la Policía» y que «hay un escaneado de teléfono que ratifica todo lo que declaré».

Finalmente, en una entrevista con Radio Sarmiento de San Juan, la referente del PRO aseguró que con su denuncia no busca quedarse con la banca de Cáceres: «Yo dije voy a renunciar a la banca si tengo la posibilidad y lo ratifico, porque no es ese el motivo de la denuncia.» «Si él renuncia yo no voy a asumir, porque no es ese el motor de la denuncia sino que se haga justicia en cuanto a la violencia de género», añadió.

En plena discusión por la votación del aporte extraordinario a las grandes fortunas, Cáceres dio un discurso que se volvió viral. Es que el diputado del Pro citó a Los Pumas y los puso como ejemplo de “la Argentina de bien”. “Lo que nos va a sacar adelante es la Argentina de Los Pumas, la Argentina de bien”, dijo el legislador y trazó un paralelismo entre los manifestantes que estaban en la calle el 17 de noviembre, Día de la Militancia, quienes según él, “se movilizan bajo una migaja de un plan social”, y “la Argentina de bien”, representada por los deportistas argentinos.

Su exposición clasista y estigmatizante quedó al descubierto, tan solo unos pocos días después: tras el escaso homenaje que le realizaron los jugadores de la selección argentina de rugby masculino a Diego Maradona, el 30 de noviembre se difundieron mensajes racistas y discriminatorios que varios jugadores de Los Pumas, entre ellos el capitán del equipo, Pablo Matera, publicaron en sus redes sociales entre 2011 y 2013.

«Voy a rapar a la mucama, la puta madre», había escrito Matera en su cuenta de Twitter en marzo de 2012, mientras que en abril apuntó su odio hacia la comunidad boliviana. «Sentarse en el asiento que apunta al revez (sic) en el colectivo es lo más parecido a festejar tu cumpleaños en Bolivia con desconocidos», puso en uno de sus mensajes, mientras que luego insistió con otro supuesto chiste: «Hombre boliviano porta mp3 cor auriculares de ipod. Prueba suficiente para encarcelarlo por robo».

DEJA UNA RESPUESTA