Aborto Legal: Lucía, la niña que quedó embarazada tras una violación, pide a senadores que apoyen el proyecto

Aviso publicitario
banner moron

 

«Doctora, decile a los senadores que ninguna menor de edad tiene que volver a pasar por lo que yo pasé», sostenía el mensaje de la menor que difundió la médica Cecilia Ousset que la atendió.

Lucía, la niña que tenía 11 años cuando quedó embarazada luego de ser violada por su abuelastro y a la que se le practicó un aborto legal a comienzos de 2019, le pidió a los senadores que apoyen el proyecto de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) para que «ninguna menor de edad tenga que volver a pasar» por lo que ella pasó.

El mensaje de Lucía está dirigido a los senadores que votarán el proyecto que tiene media sanción en Diputados y fue difundido por Cecilia Ousset, quien asistió la Interrupción Legal del Embarazo (ILE) que le practicaron a la niña en febrero de 2019 y el último fin de semana estuvo con la chica.

«Doctora, decile a los senadores que ninguna menor de edad tiene que volver a pasar por lo que yo pasé», sostiene el mensaje de Lucía, de acuerdo a lo difundido este miércoles por Ousset en los medios locales.

En el mensaje, Lucía agrega: «A mí a veces me dicen que tuve una hija que está viva y que la tiene el médico que me visitaba todos los días. Otros me dicen ´¡asesina!´ porque dicen que mi provincia es provida».

«Deciles que cuando ellos dicen que el aborto no es legal, los médicos se confunden y creen que ningún aborto es legal y se enojan con nosotras aunque seamos menores, deciles que tienen que obligar a los médicos a ayudarnos y que no tienen que tardar ni un solo día, bah, ¡qué día! ¡Ni un solo segundo!», precisa la nota.

Lucía tenía 11 años cuando su abuelastro la violó y la dejó embarazada en febrero de 2019, en Tucumán, un caso que tuvo repercusión a nivel nacional e internacional.

Pese a que la víctima, a través de su madre, pidió la ILE, después de muchas dilaciones se accedió al pedido, pero la gestación estaba avanzada y tuvieron que practicarle una cesárea.

El bebé murió a los pocos días, aquejado por problemas respiratorios severos, mientras que el acusado fue condenado en un juicio abreviado a 18 años de prisión por el delito de «abuso sexual doblemente agravado por el grave daño a la salud mental y física de la niña aprovechando la situación de convivencia».

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA