El pedófilo cura Lorenzo se suicidó en la sede de Cáritas

La Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico de Argentina lanzó un comunicado después de que el cura católico Eduardo Lorenzo se quitó la vida en su habitación de Cáritas La Plata.

Después de que se conociera el lunes por la noche que el cura Eduardo Lorenzo se había tirado un tiro, los denunciantes difundieron un comunicado donde advierten que su muerte «confirma que los sobrevivientes dijeron y dicen siempre la verdad».

La Red de Sobrevivientes de Abuso Eclesiástico de Argentina emitió un comunicado horas después de que el ex capellán del Servicio Penitenciario Bonaerense falleciera. Al menos cinco personas lo habían acusado de haberlos abusado sexualmente en la infancia.

«La muerte no repara el daño Lo único que repara el daño causado a las víctimas es la justicia. Confirma que los sobrevivientes dijeron y dicen siempre la verdad», aseguraron.

En el marco de la investigación, las pericias psicológicas del cura lo habían definido como alguien con «rasgos psicopáticos, perversos, narcisistas y obsesivos», que trasmitía «una imagen grandilocuente de sí mismo que engrandece su autoestima» y «no sentía culpa, ni angustia».

La jueza a cargo de la investigación, Marcela Garmendia, había emitido el lunes por la tarde una orden de prisión preventiva. La defensa del cura había apelado y la decisión se encontraba en Cámara de Apelaciones, que en pocos días debía resolver a favor o en contra del pedido de la magistrada.

En su comunicado, los sobrevivientes aclaran que el cura «llevó a cabo un acto final a la medida de las características señaladas en la pericia, realizada por la Asesoría Pericial de La Plata».

Para las víctimas, «el protagonismo y la impronta de espectacularidad que tuvo su presencia en los medios en este último año, continúa ahora con su suicidio», y manifestaron: «todo lo que hemos dicho hasta aquí fue posibilitado por la dilación de la Justicia, intolerable para los sobrevivientes, y por la maniobra de su defensa, que permitió que permaneciera libre a pesar del pedido de prisión».

DEJA UNA RESPUESTA