La madre de Araceli se reunió con Granados y dice tener fe en la justicia

 

LA PLATA-  Criselda González, la madre de Araceli Ramos, la joven cuyo cadáver apareció en un descampado de Villa Madero, se reunió ayer durante dos horas y media con el ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados, y aseguró que confía en la Justicia y pidió a los jueces con no le fallen.

«Me voy tranquila. Ahora lo único que quiero no sería un luto, sino llorar un poco por mi hija, ir al cementerio, orar, tengo fe en la Justicia. No creo que fallen y espero que no me fallen», expresó en un breve diálogo con la prensa en la sede de la cartera de seguridad.

«El ministro me dijo que podía contar con él en todo, que está a disposición día y noche, las 24 horas. Me dijo que esta persona (en referencia al ex prefecto Walter Vinader, acusado de haber asesinado a Araceli), va a quedar por el resto de su vida ahí adentro, que seguro no sale», reveló González.

Al ser consultada sobre la reunión, reveló que el ministro Granados le manifestó que se quedara tranquila. «Me dijo que me vio muy nerviosa y me aclaró que la causa no va a pasar a San Isidro sino que va a permanecer en San Martín», dijo.

«Yo le agradezco las palabras al ministro, la verdad es que me brindó confianza. Yo le dije que no quiero perder la fe en la Justicia, y él me respondió que en ningún momento me van a dejar sola», contó.

«Me voy tranquila, relajada, me voy conforme, ahora quiero ir a ver a mis hijos porque a están con asistencia psicológica, algo que yo también voy a necesitar. Deseo ir al cementerio, a orar por mi hija. Tengo fe en la Justicia, no creo que fallen y espero que no me fallen», concluyó.