Secuestran en Ezeiza casi 40 kilos de cocaína impregnada en ropa

EZEIZA-  Un ciudadano chipriota fue detenido en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, acusado de contrabandear en su equipaje casi 40 kilogramos de cocaína impregnada en distintas prendas textiles.

Además, en otro operativo fue detenida una mujer alemana que estaba por viajar hacia Barcelona con más de 6 kilos de cocaína en polvo, escondidos en camisas de vestir.

El primero de los hechos se registró cuando efectivos aduaneros controlaban, a través de la máquina de rayos X, el equipaje despachado por pasajeros de un vuelo de la línea aérea Iberia con destino a Madrid, España, y consideraron sospechoso el contenido de dos valijas.

Los policías decidieron abrirlas y, con la asistencia de los perros entrenados para detectar narcóticos, hallaron una serie de prendas -entre las que había pantalones, batas, manteles, calzoncillos, vestidos, bufandas, remeras y vinchas- que presentaban una «rigidez inusual».

Una vez que las sometieron a la prueba del narcotest, los uniformados corroboraron que la ropa había sido embebida con cocaína líquida con la intención de que la droga pasara desapercibida.

Momentos más tarde, los efectivos se dirigieron al sector de preembarque, identificaron al propietario de las valijas a punto de abordar el vuelo, y lo detuvieron.

El hombre, un ciudadano originario de Chipre, provenía de Asunción del Paraguay y, según el ticket que poseía, planeaba llegar a Atenas, Grecia, luego de una escala en Madrid.

Tanto el detenido como la cocaína incautada, cuyo peso total era de 39,852 kilogramos, quedaron disposición del Juzgado Nacional en lo Penal Económico 7, a cargo de Juan Galván Greenway.

En tanto, en otro procedimiento efectuado en el Aeropuerto Internacional Ministro Pistarini, fue detenida una mujer de nacionalidad alemana con 6,565 kilogramos de cocaína en polvo disimulada dentro de camisas de vestir.

La droga fue detectada a través del escáner en el sector de control de equipaje, y cuando más tarde los policías abrieron la valija de la mujer hallaron nueve paquetes de cocaína envueltos en nylon y pegados con cinta adhesiva y cartones en el interior de las camisas.

La detenida se aprestaba a embarcar un vuelo de la empresa KLM hacia Amsterdam, Holanda, con destino final en Barcelona, España, y tenía en su poder ocho chips telefónicos de distintas empresas y dos copias de pasaporte de la República de Ghana.

Intervino en la causa el Juzgado Nacional en lo Penal Económico 8 a cargo de Gustavo Meirovich.