La Rue: “El estado debe ser garante que los niños piensen en libertad”

SAN JUAN-  El guatemalteco Frank La Rue, relator de las Naciones Unidas, instó  a poner énfasis para que «ningún niño sea obligado a guardar silencio», y destacó que es el «Estado el que debe ser garante de ese derecho».

El guatemalteco, relator del organismo en materia de Promoción y Protección de la Libertad de Expresión, fue uno de los principales oradores del V Congreso Mundial por los Derechos de Infancia y Adolescencia que se realiza en San Juan hasta el viernes, con la participación de 9.500 académicos y funcionarios de más de 30 países.

«Dando libertad a los niños a que pregunten es como se enseña a pensar y el Estado es garante de ese derecho, mientras que lograrlo es un desafío de toda la sociedad», sostuvo La Rue.

El experto en Libertad de Expresión, consideró que el primer desafío lo tiene la familia. «En mi país, que es más conservador que Argentina, les he preguntado a los jóvenes si hablaban los niños en la mesa familiar. El 80% me decía que no; por una cuestión de orden».

Sin embargo, «la mesa familiar es el primer espacio de diálogo. La casa, la escuela y los medios de comunicación deben incentivar y propiciar las condiciones para que los niños puedan preguntar, participar, cuestionar, resolver las dudas, equivocarse -claro- con respeto y en paz, pero sobre todo en libertad», sostuvo.

Por ese motivo, reflexionó, el problema de la libertad de expresión «no es sólo tema de los medios de comunicación, ni de los maestros, ni de los científicos: es relativo a todo niño y a toda niña porque es a esa edad, cuando un pueblo construye su cultura, su carácter crítico, su capacidad de pensamiento y análisis».

En esta línea, instó a trabajar para que «ningún niño sea obligado a guardar silencio», y definió a la libertad de expresión como «un derecho y un fenómeno cultural que exige poder acceder a la información y aprender a ejercerla».

«La casa, la escuela y los medios de comunicación son claves para lograr» este objetivo, dijo el experto, quien se preguntó: «¿Hasta qué punto los medios le han dado lugar a los niños en sus pantallas? ¿Cómo ha sido esa participación en las páginas de los diarios?».

El funcionario guatemalteco felicitó al gobierno argentino por haber elaborado la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, tanto por la forma como por el contenido de la norma, que contempla un lugar de participación plena de los niños, niñas y adolescentes.

«Eso es legislar de cara al pueblo» subrayó, y calificó de «significativo al proceso de elaborar la ley, que se siguió en forma consultada, escuchando las distintas opiniones».

En cuanto al contenido de la ley, el experto destacó que «el principio de diversidad y pluralismo es clave en términos de normativas sobre la comunicación».

El experto recordó que su país es «multicultural y plurilingüe, donde hay 22 idiomas diferentes, con una mayoría indígena que no es respetada ni tiene medios para reproducir sus idiomas y su cultura».

En ese sentido, La Rue, nominado a Premio Nobel de la Paz en 2004, expresó que «el respeto por las distintas culturas debe ser facilitado por el libre flujo de ideas e información, como lo impulsa la UNESCO, en su constitución. Por eso me interesó mucho la propuesta de Argentina sobre la Ley de Medios».

Para La Rue, «en América Latina permitimos que nos excediéramos en la visión comercial de la comunicación, como si la comunicación pudiera ser sólo un negocio. Yo me rehúso a verla exclusivamente así».

«Creo que la comunicación comercial ha jugado un papel histórico importante, como relator lo defenderé siempre. Pero creo que debe haber diversidad de medios: comerciales, comunitarios, y de servicio público no lucrativo», redondeó.

Asimismo  calificó  la propuesta de extender el voto a los jóvenes a partir de los 16 años como «absolutamente genial».

«Esa edad es la edad de los grandes ideales y de los valores. Es probablemente la opinión más pura y más sana, el voto más puro y más sano que puedan tener en una provincia. No me queda más que felicitarlos», sostuvo el especialista, durante el V Congreso de Infancia y Adolescencia que se realiza en San Juan.

El experto guatemalteco explicó que «el paradigma de quién es joven y quién es adulto está cambiando con el paradigma de los pueblos».

«La lógica de la niñez y de la adolescencia ha cambiado y las capacidades también. Antes, el hacer política no sólo era de adultos sino de viejos. Sólo los viejos hacían política mientras que los jóvenes debían pensar en otras cosas. Estamos en un cambio generacional», reflexionó.

El funcionario informó que en su país tienen «el índice más alto del continente de embarazos de niñas menores de 14 años. Si las niñas sufren este acto de violencia, lo menos que podemos hacer es levantar su voz, oírlas».

Para el experto guatemalteco «es un contrasentido que no voten los jóvenes de 16 años, sobre todo en algunos países del mundo, en que ya a esa edad cumplen el servicio militar».

La Rue sostuvo que «un mundo que les da ese rol tremendamente pesado» no puede «negarles su opinión y participación».

«El Estado debe garantizar un sistema educativo en el que la niñez pueda participar, tenga diálogos, y aprenda a dar opinión», concluyó.