Marcan “sitios de la memoria” en La Plata

 

LA PLATA Un equipo de investigadores de la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) saldrá al rescate histórico de las marcas que dejó la última dictadura en la capital bonaerense e identificará esos espacios como «sitios de la memoria».

Se trata de un trabajo denominado «Indelebles. Las marcas de la dictadura en la ciudad”, cuyo objetivo es elaborar una cartografía de los sitios de memoria del terrorismo de Estado en la región, a partir de la identificación, registro y análisis de los distintos lugares.

Además, prevé la posterior intervención en cada espacio con la finalidad de que sean reconocidos como “sitios de la memoria”, precisó un comunicado de la universidad platense.

La iniciativa se enmarca en un proyecto del Instituto de Historia, Teoría y Praxis de la Arquitectura y la Ciudad (HITEPAC), perteneciente a la unidad académica.

El proyecto, dirigido por Fernando Gandolfi, plantea, según explicó el investigador, “el reconocimiento de las huellas que el accionar de la represión ilegal produjo en la estructura material de la ciudad, el análisis de las intervenciones y las estrategias para hacerlas visibles a fin de resignificarlas como marcas de la memoria del terrorismo de Estado”.

Detalló que la investigación se encuentra en marcha y que «ya hemos avanzado con el relevamiento y se llevaron a cabo restauraciones como la intervención -con fines de conservación restauración y resignificación- del Sitio de Memoria «Casa Mariani-Teruggi» (Monumento Histórico Nacional)».

Otro caso emblemático fue el descubrimiento de un casi irreconocible Falcon verde, que era el auto oficial del rector de la UNLP durante la dictadura, el coronel Guillermo Gallo, y que fue convertido en chatarra y abandonado en la principal sede del comedor estudiantil.

“Las marcas se relevan en las paredes de la ciudad, placas, garitas, edificios abandonados, en las publicaciones, casas, edificios públicos, y en la memoria de la gente. Por otra parte, nos interesan las expresiones artísticas que testimonian esas marcas como algunas obras de Vivian Pichtownikow, o de los fotógrafos Helen Zout y Andrés Borzi, principalmente”, contó Gandolfi.

A partir del relevamiento se prevé la construcción de una base de datos enlazada a planos síntesis de las marcas realizadas con insertos fotográficos y cuadros, mapeo de marcas y sitios de memoria.

Según se informó, en el proyecto participan los autores de «Baldosas blancas de la Memoria «, iniciativa que recuerda a los desaparecidos y asesinados por el terrorismo de Estado con la colocación de baldosas blancas en los lugares donde fueron asesinados o desaparecidos.

En esas baldosas se leen los nombres de los desaparecidos, su fecha de secuestro y su pertenencia política.