Sabbatella expresó sus diferencias con el gobierno provincial

LA PLATA- En una entrevista realizada por la Agencia BA Noticias Martín Sabbatella, diputado nacional por Nuevo Encuentro se refirió a distintas problemáticas de la Provincia. “El Gobernador no se anima a profundizar lo que hay que hacer”, apuntó y se refirió a las políticas en materia de seguridad. “Van a contramano de la búsqueda que está haciendo la Nación”.

Sus críticas hacia el gobierno provincial son conocidas. ¿Qué aspectos positivos destaca?

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires está perdiendo una oportunidad histórica que brinda el país. Un país que desde el 2003 marca un rumbo distinto, un camino de otro tipo, una Argentina que aún en un contexto difícil internacional apuesta a la producción, a la generación de empleo, al mercado interno como círculo virtuoso del crecimiento con inclusión social.
Hay un país que va en ese rumbo y una provincia que va atrás de todo eso. Es una provincia que no va a ese mismo ritmo, que no tiene esa misma búsqueda que no tiene esa misma orientación y por lo tanto pierde una oportunidad histórica de potenciar el crecimiento en nuestra Provincia.
Hay provincias que complementan, potencian lo que pasa en el país, otras que van a contramano y hay provincias que pierden una oportunidad por no animarse a hacer lo que hay que hacer. Eso es lo que le está sucediendo a la provincia de Buenos Aires.
Yo no quiero decir que todo lo que hace la provincia está mal. De hecho cuando el Gobernador (Scioli) planteó una reforma tributaria, el bloque del Nuevo Encuentro, con nuestros diputados, acompañó porque hay una tendencia a revertir un perfil tributario sumamente regresivo que tiene la Provincia.
El problema es que el Gobernador que no se anima a profundizar, a hacer lo que hay que hacer. Animarse a interpelar el poder, enfrentar el statu quo, a enfrentar el establishment político y económico de la provincia es enfrentarse a él mismo porque todo este sector es que sostiene su proyecto político. Por eso no lo hace.

Con respecto a la seguridad en la Provincia. ¿Cuál es su propuesta superadora?

La política de seguridad actual es absolutamente ineficiente e incapaz de resolver los problemas que tiene la provincia de Buenos Aires. Además es una concepción absolutamente equivocada, va a contramano de la búsqueda que está haciendo la Nación y a contramano de la concepción de seguridad democrática y de enfrentar el autogobierno policial que sí se está haciendo en términos nacionales, con la conducción política y civil de la fuerza de seguridad, aun perspectiva integral.
Nosotros tenemos una concepción totalmente distinta, pensar la seguridad no solamente desde la cuestión de las fuerzas de seguridad sino desde un abordaje integral.
La seguridad no es sólo la fuerza de seguridad. Hay que avanzar con políticas activas vinculadas a enfrentar la violencia institucional y los distintos niveles de violencia que existen y también enfrentar los niveles de violencia que existen fruto de la exclusión social.
En ese sentido, es importante tener fuertes políticas de inclusión social y en ese sentido, creo que lo que es la prevención social de delito y la prevención social de la violencia es sumamente importante en función de entender que no va a haber sociedades más seguras sino son sociedades más inclusivas y más justas.
La Provincia necesita un observatorio de la violencia para saber qué es lo que está pasando en cada uno de los lugares.

¿Está de acuerdo con la creación de una Policía Comunal?

Es importante avanzar con una policía comunitaria o municipal para crear una policía de proximidad de cercanías. El gobierno local es la democracia de cercanía, de proximidad. En ese sentido una policía local implicaría a la posibilidad de tener un abordaje más directo.
Además, a la policía provincial hay que hacerle grandes transformaciones. Por un lado hay que darle mejores condiciones a la inmensa mayoría de la policía que sale a la calle y quiere hacer las cosas bien. Al mismo tiempo hay que enfrentarlos nichos de corrupción policía enquistado en las cúpulas que están asociados a las redes delictivas.
Para eso hay que tener coraje para profundizar políticas de depuración policial de esos nichos de corrupción y de degradación policial, den favor de la inmensa mayoría de la policía a la que hay que darle mejores condiciones para cumplir su trabajo.