El hospital «El Cruce-Néstor kirchner» tendrá un centro de medicina traslacional

FLORENCIO VARELA- El ministro de Ciencia, Lino Barañao, visitó el hospital del partido bonaerense de Florencio Varela, dónde recorrió las obras del futuro Centro de Excelencia de Medicina Traslacional (CEMET), que combina la investigación con el tratamiento de pacientes.

Barañao entregó un subsidio para investigaciones científicas a un consorcio formado por ese hospital y las universidades nacionales de Quilmes (UNQ) y «Arturo Jauretche» (UNAJ) de Florencio Varela.

En el CEMET trabajaran equipos de investigación clínica liderados por profesionales del Conicet con el objetivo de convertir a este centro de salud en el primer hospital universitario público productor de conocimiento que pueda transferirse a la atención de los pacientes.

La construcción del CEMET demandará un año y es financiada con un préstamo de 16.557.293 pesos de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica. Tendrá una superficie de 1.500 metros cuadrados que incluirán un salón de usos múltiples, recepción, despachos administrativos y 6 laboratorios con filtros de ingreso y facilidades comunes.

El ministro rubricó también el convenio entre la Agencia y el consorcio integrado por el hospital «El Cruce-Néstor Kirchner», la UNQ, la UNAJ y la fundación UNAJ, en el marco de la convocatoria «Proyectos biotecnológicos de investigación traslacional».

Este subsidio, de más de 15 millones de pesos, está destinado a financiar proyectos biotecnológicos que hagan posibles mejoras e la atención de la salud, en base a las nuevas tecnologías e innovaciones desarrolladas en el ámbito científico.

El director del hospital, Arnaldo Medina, explicó que «la medicina traslacional es un mecanismo para unir la investigación de laboratorio con la experiencia cotidiana del tratamiento a los pacientes».

«Esta es una oportunidad para desmitificar a los biólogos y químicos de ese lugar de científico uraño y encerrado en su cápsula de cristal, porque nosotros sabemos que eso no es cierto y creemos que de trabajar juntos con los médicos que atienden todos los días pueden potenciarse ambas tareas», apuntó.

El médico explicó que «hay un vasto campo de investigaciones posibles para desarrollar en el CEMET, porque no todos los pacientes responden a los mismos tratamientos de la misma manera, y esta es una oportunidad para evaluar el rendimiento de cada medicamento y ver cómo pueden mejorarse los tratamientos».

«Entre los proyectos que tenemos en mente está la creación de un banco de tumores y estudios genéticos, para analizar las distintas reacciones a los medicamentos», completó Medina.

Barañao dijo que «la medicina traslacional es el puente entre la mesada del laboratorio y la camilla del consultorio, es trasladar los conocimientos generados en la investigación básica para que el médico pueda aplicarlo en beneficio del paciente».

«En Argentina ésto no estaba muy desarrollado, había mucho énfasis en la investigación en laboratorios mientras que los hospitales estaban absorbidos por la atención, que se volvía rutinaria si no incorporaban toda esa investigación que la misma sociedad paga en los laboratorios públicos», agregó.

El funcionario indicó que «lo ideal es tener el contacto directo de un joven biólogo o químico con el residente que trata al paciente, y que trabajen codo a codo como sucede en otros lugares del mundo que de esta manera optimizan la inversión pública en investigación».

«Este centro se va a enfocar en nuevas técnicas de diagnóstico, en particular en la genómica, para saber de acuerdo a los genes del paciente cuál es el medicamento más adecuado y de esa manera evitar tratamientos que no van a funcionar y pasar a otra terapia, además de reducir al Estado costos de tratamientos inútiles», explicó.

El intendente de Florencio Varela, Julio Pereyra, recordó que El Cruce «era un sueño: acá estaban los cimientos de un hospital que la dictadura nunca construyó, y fue este proyecto político inaugurado por Néstor Kirchner el que permitió que hoy estemos hablando del CEMET.

Esto es posible «gracias a que se hizo un hospital que es orgullo y que acá al lado se hizo la UNAJ, nada de esto cayó del cielo, es todo trabajo y decisión política», afirmó Pereyra.