Acusaron al juez Lijo de «cajonear» la causa de la Masacre de Avellaneda

    BUENOS AIRES- Familiares y compañeros de Darío Santillán y Maximiliano Kosteki, asesinados el 26 de junio de 2002, acusaron  al juez federal Ariel Lijo de “cajonear” la causa que investiga las responsabilidades políticas de la llamada «Masacre de Avellaneda».

    A través de un comunicado, el Frente Popular Darío Santillán (FPDS) denunció que la causa en la que se investiga al expresidernte Eduardo Duhalde, el ex gobernador bonaerense y actual diputado nacional por el Frente Renovador Felipe Solá y el operador massista Juan José Álvarez, “desde 2002 estuvo cajoneada”.

    Los compañeros de los militantes asesinados en Puente Pueyrredón en el marco de una protesta social denunciaron que Lijo “ni siquiera respondió a informes solicitados por la fiscalía, sobre el cruce de llamadas entre los funcionarios duhaldistas y las autoridades policiales”

    A la vez, compararon “la lentitud y luego inacción en la causa por la Masacre de Avellaneda” con la “celeridad” del magistrado a la hora de condenar a los referentes sociales y de expulsar a dirigentes campesinos paraguayos en 2006.