El estadio municipal se tiñó de azul y oro para despedir a Palermo

Más de 4 mil personas disfrutaron de la visita del delantero de Boca, Martín Palermo que fue distinguido como ciudadano ilustre y elegido padrino de la filial de Boca Juniors en Hurlingham.

«Me sorprende ver tanta gente y en estos días estoy viendo cosas jamás soñadas ni imaginadas», dijo Palermo. Y agregó que está a gusto con «poder ir retirándome de la carrera con el afecto que ustedes me brindan día a día».

 

 

La gente le agradeció que sea el padrino de la filial de esa ciudad y luego se puso la camiseta número 9 y el buzo de Boca que la filial local le regaló.

«Para el próximo año tengo pensado dirigir y ojalá pueda ser director técnico de Boca», remarcó.

La fiesta siguió junto a los hinchas y Palermo firmó autógrafos a los chicos que lo aguardaban desde temprano, pero no estuvo previsto tanta cantidad de gente para ver al jugador boquense ni la tardanza de más de dos horas de lo previsto del jugador, lo que generó desmanes para poder conseguir una foto con el ídolo, por lo que el jugador tuvo que irse sin poder hacer la jornada como estaba previsto, donde Palermo jugaría un partido con las ligas infantiles y después de una charla con el público no firmaría autógrafos para que no ocurriera lo que ocurrió.

1 COMENTARIO

  1. Aiii Fue imprecionantee Yo estuve aii !
    La verdad que fue muy hermoso que toda la gente pudiera disfrutar de ese gran momento que nos hicieron pasar
    TODOS LOS BOSTEROS LES AGRADECEMOS X CUMPLIR NUESTRO SUEÑO!

    palermo te amooooo? siempre con vos…!!!

Comments are closed.