Esparcirán en Mar del Plata las cenizas del querido cantante Manolo Galván

 

BUENOS AIRES-  El cantautor español Manuel José «Manolo» Galván, creador de temas románticos como «Te quise, te quiero y te querré», murió víctima de un enfisema pulmonar en la localidad bonaerense de Bella Vista, partido de San Miguel.

Gonzalo, uno de sus tres hijos, dijo que el cuerpo será cremado en San Isidro y sus cenizas serán esparcidas en el mar, en Mar del Plata, por lo que «van a quedar en la Argentina para siempre».

«Sus cenizas van a ir a Mar del Plata, al mar, donde Manolo nació», sostuvo su hijo, y añadió que «era del Mediterráneo y ese fue su deseo, que sus cenizas fueran a parar al mar».

Manolo Galván nació el 13 de marzo de 1947 en Alicante, España, y realizó una carrera como cantante y compositor durante la cual editó 40 discos.

Galván murió ayer a los 66 años tras agravarse los problemas pulmonares que afectaban su salud, mientras estaba internado en una clínica del Gran Buenos Aires.

Entre sus canciones exitosas figuran «La vida sigue igual», «Sentado en la estación», «Adiós verano, adiós amor», «Lamento», «Poema del alma», «Deja de llorar», «Hijo de ramera», «¿Por qué te marchas, abuelo?», «Sólo pienso en ti» y «Suspiros de amante».

«No había ningún síntoma de enfermedad, salvo el cigarrillo que, a través de un enfisema pulmonar, se lo llevó en 24 horas», dijo Gonzalo Galván, quien acompañaba a su padre en sus shows y además era su manager.

En declaraciones a Crónica TV, agregó que habían regresado de Colombia y pasaron por Rosario, sin que hubiera ocurrido algún contratiempo de salud.

«No entiendo lo que ha sucedido y estoy realmente muy dolido», manifestó el hijo, quien lo recordó como «una maravilla de persona y un gran tipo».

«Era mi mejor amigo, mi consejero, mi compinche. Soy lo que soy gracias a él, todo lo que aprendí en mi vida me lo enseñó él», resaltó.

Galván comenzó a cantar a los 15 años contra la voluntad de su familia porque había abandonado sus estudios y se trasladó a Madrid, donde se integró al grupo Los Sonors.

Posteriormente abandonó la banda e inició su carrera solista, pero no tuvo éxito y se trasladó a Málaga para unirse al grupo Los Gritos, con quienes cantó y compuso durante tres años.

En 1972 realizó su primera gira por Latinoamérica y, ante la gran repercusión que tuvo en la Argentina con su tema «¿Por qué te quiero tanto?», decidió instalarse en el país en 1981.

Además, participó en festivales de España y en otros realizados en Latinoamérica con varias presentaciones en el Festival Internacional de la canción de Viña del Mar, Chile.

Galván se retiró de la actividad en 2006 y entre sus discos más recordados figuran «Te quise, te quiero y te querré», «Mi única razón», «Esperando el amanecer», «El ganador», «Una copa conmigo», «El amor de mi vida» y «Recuerdos», mientras el último lo lanzó en 2005 bajo el título «Clásicos inolvidables».

Su colega y amiga Liliana «Tormenta» Maturano dijo en su sitio de la red social: «Se fue un amigo y colega muy querido para mí, voy a extrañar sus canciones, anécdotas, su voz ronca y única, su compañerismo, nos queda su música y su recuerdo».