Mujer muerta en Ensenada: la pareja dice que se tiró del balcón pero las pericias lo contradicen

 

El hecho, ocurrido durante la madrugada de este domingo en 124 entre 49 y 50, aun permanece bajo investigación. El supuesto asesino, pareja de la víctima, no reconoce su participación en el episodio y asegura haber encontrado a su novia sin vida. No obstante, la pesquisa indica que el hombre habría forcejeado con ella y la habría arrojado desde el balcón de su edificio.

La región aún no sale de la conmoción tras el femicidio de Rosa Mariela González (54), ocurrido durante la madrugada de este domingo en Ensenada. Si bien la investigación avanza para determinar las causas del brutal episodio, los peritos ya tienen algunos indicios de la relación que víctima y victimario mantenían

Según indicaron fuentes oficiales a 0221.com.ar, las autoridades policiales hallaron el cuerpo sin vida de González en el fondo de una casa deshabitada, ubicada en un complejo de departamentos. A su lado, se encontraba su pareja, Rubén Víctor Miño (64), con quien hacía diez meses había iniciado la relación.

En su primera declaración ante los efectivos de la DDI local, el hombre contó que el vínculo transitaba por un momento difícil ya que, desde hacía algunos meses, habían comenzado las peleas por celos de ella hacia él. En este sentido, Miño explicó que durante la madrugada de este domingo, ambos habían discutido y que la mujer había «amenazado con irse», escuchando luego un «fuerte golpe».

Según su relato, al acercarse al balcón, vio a González tirada en el el patio de la casa vecina y se preocupó. Ante esta situación, la Policía acudió inmediatamente a la vivienda, realizó el procedimiento de rutina y caratuló la causa como «averiguación causales de muerte». Sin embargo, al analizar el cuerpo de la víctima, los peritos notaron lesiones compatibles con maniobras defensivas y forcejeos, como así también marcas en el cuello que indicaban que había sido apretado con fuerzas, en una clara maniobra de ahorcamiento.

Por este motivo, descreyendo del relato de Miño, los agentes ordenaron su detención y lo trasladaron a la fiscalía N° 11, a cargo del doctor Álvaro Garganta, donde quedó alojado por el delito de «homicidio».

DEJA UNA RESPUESTA