Una década ganada para el cine

PINAMAR ( por LORENA CANCELA)
Pantalla Pinamar cumple diez años. Desde su inauguración allá por diciembre del 2004 no ha cesado de crecer. Lo que comenzó como un festival enfocado en el cine de Europa, sobre todo de España, hoy también brinda espacios a cinematografías distantes -como la de la India- que este año está representada no solo en los clásicos musicales de Bollywood, sino también por una interesante película como Amor a la carta (Lunchbox) del RiteshBatra, una fusión entre el documental y la ficción sustentada en el intercambio epistolar entre dos personas solitarias que, por distintos motivos, se unen por azar a través de la comida.
Carlos Morelli cuenta en exclusiva: “Estos diez años son la suma de un esfuerzo compartido entre el INCAA, la Municipalidad de Pinamar, los hacedores del cine argentino, las embajadas y organismos del cine europeo, y un equipo muy fiel que conduzco. Pantalla Pinamar construyó una imagen muy coherente, muy prolija con respecto a la calidad. Es también la posibilidad de brindarle al espectador argentino las películas que el circuito comercial le niega por las razones que ya conocemos, del cine argentino de reestrenar y recordar sus mejores momentos”. Este año el festival conmemora los 30 años del estreno de películas emblemáticas de la cinematografía nacional como La Patagonia Rebelde de Héctor Olivera, Quebracho de Ricardo Wullicher, La Tregua de Sergio Renán. oBoquitas Pintadas de Leopoldo Torres Nilson con Alfredo Alcón y Marta González con guión conjunto con Manuel Puig, el autor de la novela homónima.
El crecimiento del evento es paralelo a la presencia del público en las salas que, año tras año, ha ido creciendo – pese al cambio de la ubicación de las salas- y para el cierre de esta edición se esperan cifras en aumento. Seguramente estos, y otros motivos, hacen que al mentor, y alma mater de Pantalla Pinamar, el director Carlos Morelli, se lo vea contento, atento a todo, presente en las conferencias de prensa y acompañando las proyecciones. O festejando los lazos culturales entablados con países como Suiza y la presencia de sus más destacados cineastas como Xavier Koller, ganador del Oscar que está visitando la ciudad balnearia.
Morelli es popularmente conocido por ser el co conductor del mítico ciclo Función Privada junto a Rómulo Berruti – actual conductor de Plumas, bikinis y tango –en el que sin perder la simpatía exhibían películas no solo de la cinematografía internacional sino también local. De hecho, fue el primer programa en la televisión donde se empezaron a exhibir cortos argentinos. El programa formó y despertó la curiosidad de incipientes cinéfilos como esta cronista que, escapando de la mirada paterna, se escabullía para ver películas de “grandes”.
Pero Carlos mira para adelante. Y los que lo conocen bien saben que aparte de ser un trabajador incansable, siempre está un paso más allá. Pero Función Privada es una pregunta obligada: “Es un recuerdo que me acompaña, estoy orgulloso de mantenerlo de alguna manera en el Cine que nos Mira, que va por TV Pública hace 12 años, pero acaricio el pasado, apuesto al futuro y vivo contento el presente.”