Mueren los siete integrantes de una familia en un choque en Villarino

 

BAHÍA BLANCA Siete integrantes de una familia murieron, entre ellos tres chicos de 8, 11 y 13, cuando el auto en el que viajaban chocó de frente contra un colectivo que trasladaba empleados municipales en la ruta nacional 3, cerca de la localidad de Hilario Ascasubi, partido de Villarino.

El accidente ocurrió pasadas las 7.40  de ayer en el kilómetro 781 de la ruta 3, a cinco kilómetros de Ascasubi, y las siete víctimas que murieron eran oriundas de Bahía Blanca y se movilizaban en un auto Fiat Duna Weekend.

Las fuentes indicaron  que cuando en el lugar se registraba una intensa lluvia, el auto salió de su carril, cruzó el pavimento e impactó de frente contra el ómnibus, marca Mercedez Benz.

«En el colectivo viajaban trabajadores municipales de Pedro Luro e Hilario Ascasubi con destino a la localidad de Médanos con la finalidad de mantener una reunión con las autoridades comunales por el tema salarial», precisó un jefe policial.

A raíz del impacto, los siete ocupantes del auto murieron en el acto, ya que el mismo quedó incrustado en la parte delantera y por debajo del micro.

En el lugar se hicieron presentes bomberos voluntarios, personal médico, policía del destacamento local, integrantes de la delegación municipal y de la Subsecretaría de Seguridad de Villarino.

Las autoridades debieron cortar el tránsito en ese tramo de la ruta nacional que comunica Bahía Blanca con Carmen de Patagones y Viedma, en Río Negro.

«Al llegar al lugar los bomberos y personal médico se encontraron con una situación compleja debido a que tuvieron que retirar los siete cuerpos del interior de los hierros retorcidos del auto», dijo un vocero policial.

Los bomberos identificaron al conductor del auto como Víctor Manuel Cornejo (60), quien estaba acompañado por su hijo Víctor Alberto Cornejo (36); su nuera Mirta Esther Lobo (38) y su esposa Clemencia Román (65), respectivamente.

También se determinó que estaban fallecidos los tres hijos del matrimonio de Cornejo y Lobo, de 13, 11 y 8 años.

Los siete cuerpos fueron trasladados en ambulancias a la localidad de Pedro Luro, donde se realizarán las autopsias ordenadas por la ayudantía Fiscal de Villarino.

El delegado municipal de Hilario Ascasubi, Julio Steinbah, calificó que «es muy lamentable y doloroso el accidente, porque es una familia completa».

«No se sabía la cantidad de muertos que había hasta que se pudo retirar el auto del colectivo y es una tragedia», agregó.

Por su parte el subsecretario de Seguridad de Villarino, Darío Bruno, señaló que «el colectivo de Pedro Luro era alquilado por personal municipal que se dirigía a Médanos para reunirse con la intendente Patricia Covello por el tema de las paritarias».

«Al parecer el Duna quiso sobrepasar a otro vehículo y colisionó de frente contra el colectivo donde quedó incrustado», agregó.

El funcionario expresó que «el impacto fue muy fuerte y es una tragedia, ya que es el mismo lugar en el que ocurrió hace veinte días otro accidente en el que murió una mujer».

Por su parte Alberto Campos, uno de los 30 empleados municipales ue iban en el colectivo, dijo: «Es un día muy gris para nosotros, el auto no sé qué hizo porque se cruzó de carril y nos chocó de frente».

Personal de Policía Científica junto con los bomberos realizaban los peritajes para determinar la mecánica del accidente.