Encuentro Argentino de Cardiólogos

BUENOS AIRES- El tratamiento precoz del infarto agudo de miocardio (IAM), con un electrocardiograma en los primeros 30 minutos de producido y el destape de la arteria en una hora, puede reducir la mortalidad cardiovascular y será tema relevante del Congreso Argentino de Cardiología, el próximo 18.

«Llegan a la consulta 45 mil infartados por año, es recomendable hacer un electrocardiograma antes de los 30 minutos y antes de la hora destapar la arteria con una droga», afirmó hoy el presidente de la Sociedad Argentina de Cardiología, Jorge Belardi, en una conferencia de prensa.

Belardi consideró que el dispositivo de atención de la salud en casos de IAM «es muy mejorable logrando la consulta precoz del paciente, con un sistema de atención ágil y redes de atención» formadas por clínicas y hospitales que cuenten con telemedicina, como el servicio implementado en la Provincia de Buenos Aires.

«Hay conciencia en las autoridades» de que bajaría la mortalidad por enfermedades cardiovasculares si se definen y aseguran los requerimientos mínimos de complejidad para la atención adecuada del IAM, que representa el 30% de las muertes en Argentina y continúa siendo la principal causa de mortalidad, por encima del cáncer, con el 19%, y de las respiratorias, con el 16%.

«El tratamiento precoz del infarto agudo de miocardio será uno de los focos del Congreso, con un procedimiento de destapar la arteria que en la Argentina se aplica en el 30% de los casos, y en Europa llega el 80%, nivel que se puede alcanzar», enfatizó Belardi.

El procedimiento se llama exactamente «reperfusión temprana en el IAM», en referencia a la revascularización que permite nuevamente el flujo sanguíneo por la zona infartada.

Bajar la mortalidad cardiovascular implica «la atención precoz del infarto agudo del miocardio, tratar las insuficiencias cardíacas y lograr la adherencia de la población a la prevención secundaria», como disminuir la ingesta de sal, aumentar la actividad física habitual, y evitar el tabaquismo y el sobrepeso.

Según datos del Ministerio de Salud de la Nación, entre 2003 y 2011 la mortalidad por enfermedades cardiovasculares descendió un 15 por ciento, principalmente debido a la disminución creciente del tabaquismo y al mayor control de la hipertensión arterial.

Entre el 18 y el 20 próximos, funcionarán en el centro de convenciones de La Rural tres reuniones médicas que son las más importantes en el país: el 39no. Argentino de Cardiología, el 24to. Interamericano y el 15to. Argentino de Cardiología Pediátrica.

«La Asociación Interamericana fue fundada por el mexicano Ignacio Chávez y tiene 24 países miembros, cada uno con su realidad epidemiológica y sanitaria, y Argentina fue sede por última vez en 1999, cuando concurrieron más de 7 mil asistentes», contó Eduardo Mele, presidente del comité organizador.

El coordinador del Comité Científico, Daniel Berrocal, dijo que los congresos son muy importantes para «que los médicos interactúen, aprendan, pregunten, se enteren de importantes novedades como la aparición de un medicamento que suma tres drogas, mejorando la adherencia del paciente al tratamiento post infarto».

En el Congreso será presentado el Estudio Prospectivo de Epidemiología Urbana y Rural, con datos relevados entre 2003 y 2009 con más de 150 mil personas de 35 a 70 años en 17 países, en el que participa Argentina.

El investigador principal del Estudio es SalimYusuf, director del Instituto de Investigación en Salud Poblacional de la Universidad McMaster, Canadá, que vendrá a Buenos Aires a divulgar conclusiones de la colecta de datos médicos, estilos de vida, entorno geográfico, psicosocial y nutricional, en la incidencia de la mortalidad cardiovascular