Rossi: «La participación juvenil le da un sentido de trascendencia al país»

BUENOS AIRES- El ministro de Defensa encabezó el acto en recuerdo a los estudiantes secundarios desaparecidos del Instituto Social Militar Dámaso Centeno, al cumplirse mañana el 38° años del episodio de represión conocido como la Noche de los Lápices.

“Desde el 25 de mayo de 2003 Argentina siente que está en una etapa de reparación histórica; de memoria, verdad y justicia”, expresó el funcionario acompañado por Taty Almeida, integrante de Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora y familiares de ex alumnos desaparecidos.

Durante el homenaje, el ministro transmitió un “abrazo sincero a los chicos y chicas que pelearon por tener un Centro de Estudiantes, y que hoy organizaron esta ceremonia junto a la Asociación de ex alumnos”.

“Esta es una experiencia riquísima que genera efectos positivos en la calidad educativa del establecimiento, y en la posibilidad de que se escuchen todas las voces”, afirmó Rossi y agregó que “el Ministerio de Defensa apoya esta iniciativa, la jerarquiza y reconoce”.

El ministro transmitió un “abrazo sincero a los chicos y chicas que pelearon por tener un Centro de Estudiantes»

“La militancia política –consideró el titular de la cartera- es un lugar de entrega y generosidad que te aleja del individualismo; una Nación es una construcción colectiva, y la participación juvenil le da un sentido de trascendencia a la Argentina”.

Por su parte, Taty Almeida también destacó el trabajo del mencionado Centro de Estudiantes: “Esto demuestra que seguimos contando con una juventud maravillosa, comprometida y que tiene memoria».

Y continuó: «Los estudiantes que detuvieron y desaparecieron fue porque habían asumido un compromiso político y social».

Al hablarle a los alumnos presentes manifestó: «Tienen muchísimos años por delante donde son una gran tranquilidad y esperanza para las Madres de Plaza de Mayo, les vamos pasando de a poquito la posta”, al tiempo que los instó a “perseguir la memoria, la verdad y la justicia; la legal no la de por manos propias».

Finalmente, miembros del Centro de Estudiantes aseguraron que recuerdan «a los seis alumnos que secuestraron el 16 de septiembre de 1976 por luchar por una democracia participativa y abierta”.

“Estamos aquí para ejercitar la memoria”, concluyeron.