Cristina inauguró la autovía Santa Clara- Mar Chiquita

 

MAR CHIQUITA- La presidenta Cristina Fernández de Kirchner inauguró el sábado la obra de doble mano de la autovía 11, en el tramo que une Santa Clara del Mar con Mar Chiquita. Además, la jefa de Estado prometió que la obra continuará desde el peaje de Mar Chiquita, ubicado a la altura del kilómetro 483, hasta la entrada a Villa Gesell.

El acto fue encabezado por Cristina mediante una videoconferencia que mantuvo en la propia ruta, en el acceso a Mar Chiquita, con el primer candidato a diputado nacional del Frente para la Victoria bonaerense, Martín Insaurralde, y los intendentes Jorge Paredi (Mar Chiquita), Gustavo Pulti (Mar del Plata) y Jorge Rodríguez Erneta (Villa Gesell) y la ministra de Gobierno de la provincia de Buenos Aires, Cristina Alvarez Rodríguez y el Subsecretario de Asuntos Municipales, Marcelo Sosa.  De la inauguración también participaron el director de Turismo, Deporte y Medio Ambiente, Juan Curuchet, y el director nacional de Vialidad, Nélson Periotti, entre otros funcionarios.

El segundo tramo de la obra inaugurada ayer une los 14 kilómetros de ruta desde la rotonda de Santa Clara del Mar hasta el acceso al Balneario Parque Mar Chiquita. La inversión fue de más de 85 millones de pesos, con fondos nacionales a través del Plan de Obras para Todos los Argentinos. Un dato: el trayecto entre Mar del Plata y Mar Chiquita tendrá doble mano en toda su extensión.

Desde Río Gallegos, donde encabezó la ceremonia de incorporación de esa ciudad al Sistema Argentino Interconectado (SAI) (ver página 5), la Presidenta se comunicó con el intendente de Mar Chiquita. «Esta obra es una maravilla. Pero vamos a ir por más, vamos a llegar hasta Villa Gesell», anunció Cristina y recibió una ovación de los vecinos de Mar Chiquita, Santa Clara, Vidal, La Caleta, Vivoratá y Mar de Cobo que participaron del acto.

Según trascendió, las autoridades de Vialidad Nacional y Provincial están elaborando un nuevo proyecto que abarca 70 kilómetros de ruta: el primer tramo llegaría hasta el canal 5, donde termina el territorio de Mar Chiquita, y el segundo concluiría en el acceso a Gesell.

«La inauguración de la autovía marca un hecho histórico. Se hizo una inversión de casi 90 millones de pesos en esta ruta provincial que da mayor seguridad vial y mayor conectividad. Presidenta, se lo agradecemos en nombre de los más de 15 millones de visitantes tiene esta costa atlántica», destacó Insaurralde en la breve comunicación que mantuvo con Cristina. También señaló que en Mar Chiquita «podemos ver como cambió la Argentina», a través de «los puestos de trabajo creados a partir del turismo y del consumo». A su lado, Paredi agradeció la obra a la Presidenta, calificó de «histórica» la inauguración y recordó a Néstor Kirchner como «el mejor presidente de la historia después de Perón». También se deshizo en elogios para la Presidenta: «Está transformando el país al mejor estilo de los próceres. Usted va a ser recordada como la Presidenta más atacada de la historia argentina por combatir los monopolios y no gobernar para una coyuntura pasajera», le dijo.

En su discurso, Paredi afirmó que la primera etapa de la obra fue la doble mano entre Mar del Plata y Santa Clara: un trazado de 10,5 kilómetros que se ejecutó con una inversión de 44 millones de pesos y fue inaugurado en diciembre de 2010. El intendente recordó que le pidió la obra en enero de 2009 al ex presidente Kirchner durante una reunión en la Quinta de Olivos con los jefes comunales de la zona. Y dijo que, a fines de 2010, hizo lo mismo con Cristina para que hubiera una segunda etapa. «La Presidenta me llamó 15 días después para decirme que se iba a hacer. Y cumplió. Necesitábamos seguir adelante con el sueño de Néstor, que fue uno de los grandes presidentes que tuvo la Argentina», remarcó.

Los vecinos de Mar Chiquita y la zona vivieron ayer una fiesta a la vera de la autovía, en el kilómetro 482, con la participación de artistas invitados y diferentes actividades programadas. Tras la inauguración, partió una caravana rumbo a Santa Clara del Mar de la que participaron autos históricos, las viejas cupecitas del TC, motos, ciclistas y vecinos.

«La inauguración de la autovía es un sueño hecho realidad. Es una muestra concreta de que se pueden hacer cosas en conjunto entre los gobiernos nacional, provincial y municipal», sostuvo Paredi. Y enseguida elogió a Insaurralde, a quien definió como un joven intendente «exitoso».

En su contacto con la Presidenta, el intendente aprovechó para pedirle que la obra continúe desde el peaje de Mar Chiquita hasta la entrada a Villa Gesell. «Nos faltan 70 kilómetros», le dijo. Rápida de reflejos, Cristina se hizo eco del reclamo y prometió que el proyecto se concretará, aunque no habló de plazos.

De buen humor, Paredi hasta tuvo tiempo de hacerle una broma a Pulti: «Gustavo, se va a venir mucha gente para Mar Chiquita», le dijo entre risas y provocó una sonrisa cómplice del intendente de General Pueyrredon. Enseguida, con tono serio, Paredi aclaró que Mar Chiquita «no compite» con Mar del Plata, sino que ambas localidades se complementan.

Por su parte, Curuchet celebró la inauguración de la ampliación y doble mano de la ruta interbalnearia N°11 y manifestó su deseo de extender la bicisenda hasta Mar Chiquita.

El campeón olímpico puso en valor esta obra que «permite fortalecer la conexión entre Mar del Plata y Mar Chiquita», al tiempo que recordó sus experiencias en esta autovía donde «muchas veces arriesgué mi vida entrenando, pero por suerte ahora todos vamos a poder transitarla con tranquilidad».

Curuchet agradeció al intendente Paredi «por este gran trabajo que viene haciendo de unir estas dos grandes ciudades» y reconoció «su compromiso por el deporte», por lo que aseguró que «vamos a trabajar para poder extender la bicisenda hasta Mar Chiquita», que hoy llega hasta Santa Clara.