Jorge D’Andrea en la CGT: “Cuando los recursos de los argentinos se los llevan unos pocos y son muchos los que pasan hambre, hace falta peronismo”

Aviso publicitario
banner moron

Por Rody Rodriguez y Marcelo F. Solís

Tras un proceso en el que los gremios de los partidos de Morón, Hurlingham, e Ituzaingó debatieron la normalización de la CGT en esa región, el pasado 22 de julio acordaron que la central obrera tenga un triunvirato a cargo de la conducción, recayendo esa responsabilidad en Jorge D’Andrea (ATSA), Alfonso Martínez (UTHGRA) y Marcelo Notario (CAMIONEROS).

Jorge D’Andrea conduce la Asociación de Trabajadores de la Sanidad Argentina, un organismo gremial que abarca 24 distritos bonaerenses. Fue presidente del PJ Morón y es uno de los protagonistas de ese acuerdo que permitió la conformación de esa conducción tripartita. D’Andrea asumirá en la CGT en noviembre próximo y junto a sus compañeros  se mantendrán en el cargo hasta 2026.

En esta entrevista D’Andrea cuenta como fue ese camino hacia la unidad, habla de la actualidad gremial, de la situación del país y cuáles son las bases de la labor que desarrollará la central obrera regional.

-¿Cómo fue el proceso por el que se llegó a un acuerdo para la conducción de la CGT regional?

-Es la primera vez que la gran mayoría de los gremios -el 90 %-, empezamos hablando no de lugares, sino de la CGT que necesitábamos los trabajadores, de un proyecto de CGT de y por los trabajadores. Esto hizo que en estos dos meses y medio hayamos tenido 6 plenarios con 50 gremios hermanos discutiendo y debatiendo esta cuestión, entonces cuando comenzó la discusión de los lugares, del triunvirato, ya había compañeros convencidos de lo que teníamos que hacer, pero también había compañeros convencidos de lo que les decía el patrón.

Una parte importante del peronismo y del movimiento obrero, aquellos que seguimos levantando las banderas de Perón, Evita y los trabajadores, conformamos la agrupación “1 de Julio- Celeste y Blanca”, porque ese era el día previsto para la asamblea normalizadora: Ese día no pudimos lograr la unidad de todos, no logramos llegar a un gran consenso para llevar adelante ese proyecto, que era el de la gran mayoría, no fue posible la unidad entre todos, y el plenario se pasó para el 22 de julio.

-Como dirigente gremial y ahora como parte de la conducción de la CGT, ¿Cuál es tu mirada de la situación del país, bajo la conducción de un gobierno peronista?

-Primero creo que en la necesidad -y en esto sí coincidimos todos los laburantes-, la necesidad es estar juntos. Esto hace a que el debate sea mucho más amplio, mucho más profundo y no cabe ninguna duda que somos los trabajadores los que vamos a defender al peronismo.

Mal que le pese a muchos políticos, sobre todo aquellos que subestiman a los trabajadores y a sus dirigentes, está claro que cuando los trabajadores debatimos lo que queremos, sabemos defenderlo y sabemos a dónde vamos; más allá de que la  política tal vez no haya encontrado el rumbo; nosotros sabemos, y nosotros estamos convencidos de que “haciendo peronismo” esto lo revertimos.

-¿Qué es hacer peronismo?

-Llevar adelante un proyecto basado en los trabajadores. Estamos totalmente convencidos que esto se hace con los trabajadores. Los mejores momentos que hemos tenido en la patria ha sido cuando los trabajadores tuvieron un poder adquisitivo como corresponde, donde la familia trabajadora vivía con dignidad, donde la familia trabajadora gozaba de vacaciones y podía salir a recorrer Argentina.Los trabajadores no somos evasores, no llevamos la guita afuera, no discutimos con el Fondo Monetario Internacional, al Fondo lo padecemos, porque cada equivocación de la política somos los trabajadores los que pagamos las consecuencias. Y eso quedó claro en los cuatro años de pandemia de (Mauricio) Macri.

Los trabajadores no nos olvidamos que fuimos nosotros los que pagamos las consecuencias de ese desgobierno, que nos sacó el porcentaje del PBI para la Educación, para la salud, donde esta pandemia pudo demostrar el desastre que habían dejado el hecho de no pensar en Hospitales. Nosotros teníamos en Ituzaingó un hospital importante que faltaba terminarlo, pero  tuvimos cuatro años a María Eugenia Vidal, una vecina de Morón como gobernadora, que estaba convencida que no hacían falta hospitales y cuando llegó la pandemia del Covid quedó demostrado el faltante de camas y de hospitales en toda la provincia de Buenos Aires.

-Pero la situación aún sigue siendo muy complicada en general y para los trabajadores en particular.

-Claro. Son momentos difíciles para el movimiento obrero, pero a los trabajadores nos toca asumir esta responsabilidad de luchar y avanzar en un proyecto basado en los trabajadores. Vamos a seguir reclamando más decisión política en ese sentido. Cuando los recursos de los argentinos se los llevan unos pocos y son muchos los que pasan hambre es allí donde creo que hace falta peronismo. El peronismo es revolucionario, transformador, y no vamos a transformar nada repitiendo fórmulas que nos han llevado al fracaso mucho tiempo en la Argentina.

“GANAR LA CALLE, GANAR EL RESPETO Y TRABAJAR MUCHO EN DEFENSA DE LOS COMPAÑEROS”

 

-¿Qué planes… qué proyectos tiene esta nueva conducción cegetista?, ¿qué están pensando para el inicio de la gestión?

-Lo primero que pensamos es recuperar el poder de la calle, de los trabajadores, No va a haber un gremio, más allá del tamaño del gremio, que no sea acompañado por la CGT. Nosotros vemos muchísimos reclamos, hace unas semanas, aquí por Brown (en Morón), los vendedores ambulantes iban a hacer un reclamo a la justicia y eran realmente pocos, porque es un gremio chico, con grandes dirigentes porque salieron a la calle igual, pero no estaba la CGT. Yo creo que la CGT tiene que estar ahí. La CGT tiene que estar cuando se inaugura una obra importante en un distrito, tiene que estar donde está la Cámara de Comercio. Tenemos que ir a hablar con los jueces laborales porque nosotros vemos la falta de definiciones hacia los trabajadores, no como medio de presión, sino para que sepan que los trabajadores están acompañados por la CGT, que esa es la función. Darle la función institucional que la CGT necesita. Ganar la calle, ganar el respeto, trabajar mucho y proteger a los compañeros.

La base de nuestra gestión en nuestra CGT, es la de estar al lado de nuestra gente, sobre todo en tiempos difíciles y nosotros sabemos y estamos al lado de nuestra gente todos los días.

Tenemos muchos trabajadores afiliados a distintos gremios, que son militantes en los barrios, donde la política los ha abandonado. Bueno… nosotros como trabajadores, como militantes del movimiento obrero y como peronistas, tenemos que ocupar esos lugares que nuestra gente necesita, darles contención, una dirección hacia un camino diferente, nosotros los trabajadores peleamos hasta el último momento, no tiramos la toalla nunca antes de tiempo.

Ser un espacio de contención, o de dirección para mejorar las condiciones de los trabajadores, también implica debatir, discutir políticas ¿no?

-Totalmente. Si no discutimos políticas los trabajadores nos vamos a quedar con lo que dice La Nación+, el canal de Macri; nos vamos a quedar con TN, nos vamos a quedar con todo este periodismo que son deformadores de ideologías y creo que nuestra gente necesita orientación marcando la agenda de la gente, que es la agenda de los trabajadores, la de un empresario pyme que se sostiene con mucho esfuerzo. Necesitamos que la pyme siga creciendo para seguir incorporando compañeros al mercado laboral, nosotros estamos convencidos que el trabajo dignifica y tenemos que ir por más trabajo y exigirle a nuestro gobierno que tenga más políticas no desde lo social, sino desde lo económico, para el crecimiento de toda la Argentina.

Y ahí volvemos a lo que decías al principio, lo de avanzar hacia un proyecto basado en los trabajadores, que sería poner a cada trabajador como artífice, como actor de la política…

-Yo siempre digo que no existe capital más grande en nuestra patria que la tierra y los trabajadores. Nosotros necesitamos el capital pero sin el capital humano que somos los trabajadores no existe capital. Por eso planteamos la redistribución de la riqueza. No puede ser que una enfermera hoy esté ganando 90 mil pesos por mes, o sea que estamos al límite de la pobreza, trabajando, y ni hablar de los trabajadores municipales, porque cuando vos tocás el tema municipal hay compañeros que les molesta, y acá en Morón ni hablar, les molesta la verdad. Hoy un trabajador municipal, o de cualquier actividad, no puede estar ganando 23 mil pesos por mes. Es una falta de respeto y más cuando algunos se consideras progresistas, peronistas, y dice querer al pueblo y a la gente humilde. Un trabajador municipal no puede estar ganando 23 mil pesos por mes.

-Haciendo un poco de historia, no tan lejana, la CGT abarca los municipios de Morón, Ituzaingó y Hurlingham, lo que era el viejo Morón, que supo ser un importantísimo polo industrial, con mucha actividad laboral y por ende con una CGT Morón poderosa. Eso cambió, y la central obrera se debilitó…

-Nosotros los trabajadores ¡si que la hemos pasado! Muchos de nosotros sufrimos la hiperinflación en el gobierno de (Raúl) Alfonsín, pasamos el 3000 %  y estamos vivos, y la  CGT sigue funcionando y seguimos creyendo en el trabajo como base de progreso. Claro que no pasa solamente por nosotros, tiene que haber políticas nacionales que permitan el desarrollo de la industria, nosotros vamos a trabajar en proyectos que hablen de esto, vamos a trabajar con los empresarios para que se animen a invertir y a desarrollar Morón y Hurlingham e Ituzaingó. Hay empresarios que han apostado. En el rubro del cuero no existía nada y sin embargo Juanchi Zabaleta les dio la oportunidad en Hurlingham y hoy hay 120 trabajadores del cuero trabajando. Porque no hay solo decisiones del gobierno nacional también debemos articular con los compañeros intendentes, que escuchen, que promuevan situaciones que hagan que los empresarios inviertan en su distrito. Yo creo que es posible si articulamos y tenemos intendentes presentes, concejales presentes, la CGT presente, todo lo que hace a la vida de una comunidad si logramos sentarnos en una mesa y dejamos el egoísmo y el “yoísmo” de lado y dejamos de mirarnos el ombligo y nos dedicamos a pensar en el otro,  creo que se alivia muchísimo el camino para que podamos tener más trabajo, capacitar a los trabajadores.

En la CGT queremos capacitar a nuestra gente, tenemos que aportar ideas y llevar adelante proyectos que le sirvan a todos y sobre todo a los trabajadores.

-El próximo año hay elecciones… y vuelve a aparecer en debate la idea, en este caso sostenida por la oposición, de la reforma laboral. ¿Cuál es tu opinión?.

Mirá… eso yo lo escuché de muy pibe con los milicos. La dictadura hablaba de la reforma laboral, después lo quiso implementar Alfonsín con la famosa Ley Mucci, uno de los errores más grandes que cometió Alfonsín. Después Carlos Menem trató de efectivizarla por todos los medios, no pudo pero concretó medidas que perjudicaron la vida de los trabajadores… Y en cada crisis política, económica y social de Argentina, en el análisis que hace la política, la economía o los empresarios, el costo laboral siempre es más alto para ellos. Cuando tenemos épocas de bonanzas, los empresarios se olvidan de que los trabajadores tenemos el costo laboral alto. Yo quiero creerle a mi presidente -y que sea más cumplidor que anunciador-, él dijo vamos a ir por más derechos y yo estoy convencido que hay que ir por más derechos.

Yo te voy a contar un solo artículo de nuestro Convenio Colectivo de Trabajo que hace a la vida a nuestras enfermeras. Hay un artículo, el 122, que dice que una enfermera deberá trabajar con 12 camas y nosotros decimos que una enfermera puede trabajar con 12 camas pero en maternidad, porque ahí no hablamos de una paciente enferma sino justamente una paciente que vino a tener su hijo. Ahora si nosotros leemos la ley de enfermería y realmente queremos cuidar a nuestros abuelos es imposible que una enfermera proteja su único capital, que es su fuerza laboral, trabajando con 12 abuelos y que los pueda rotar cada 4 horas, que los pueda higienizar, que les pueda dar de comer. Nosotros lo empezamos a debatir con los delegados y con los enfermeros, porque estamos convencidos que no puede trabajar con más de 8 camas. Entonces nos va a faltar cada 8 camas, una enfermera más, esto significa que vamos a tener muchas más compañeras y compañeros trabajando y que vamos a tener que capacitar más enfermeras y enfermeros, y esto es una sola cosa.

Desgraciadamente hemos tenido algunos compañeros que han sido lobistas, y son lobistas, de la reforma laboral pero yo estoy convencido en defender nuestra ley madre que es la 20.744 que es la Constitución de los Trabajadores, ninguna ley debe ser inferior a ésta sino que hay que ir por más, yo creo que hay que ir por más. Si hay que reformar es para tener más derechos,  no menos.

DEJA UNA RESPUESTA