Continúan los dolores de cabeza para Vidal ante denuncias contra su Jefe de Policía

LA PLATA-  jefe de la Bonaerense protagonizó una nueva polémica. Tras desmentir un ataque a piedrazos al auto que transportaba a Macri y Vidal, fue denunciado por violencia de género.

A poco de asumir al frente de la Policía Bonaerense, Pablo Bressi, fue duramente cuestionado. Desde la oposición cargaron duramente por sus presuntos vínculos con el narcotráfico, que tomaron trascendencia por las denuncias de la diputada nacional Elisa Carrió.

Las acusaciones públicas obligaron a la gobernadora María Eugenia Vidal a poner paños fríos. Con una reunión a puertas cerradas, que duró más de tres horas, Vidal y Carrió sellaron la paz. La líder de la Coalición Cívica le dijo todo lo que tenía para decir. Sin embargo, la mandataria no flaqueó y lo mantuvo como jefe de la fuerza.

Semanas después, surgió una nueva polémica. Esta vez, fue por desmentir una versión oficial. Se trata de los incidentes ocurridos en Mar del Plata, durante un anuncio del Presidente Mauricio Macri, junto con la gobernadora, en donde trascendió que un grupo de manifestantes arrojaron piedras al vehículo que transportaba a los funcionarios.

“No hubo piedrazos contra Macri y Vidal. El presidente fue agredido verbalmente por unas personas que querían manifestar su descontento”, explicó. Y agregó: “contuvimos el lugar para que no pasara a mayores y que el presidente pueda terminar con su discurso. La escaramuza fue después del acto y entre habitantes del barrio. Los vehículos que llevaban al presidente y a la gobernadora, no sufrieron piedrazos», dijo Bressi.

Ahora, fue acusado por violencia de género. Según publicó la revista Noticias, tanto su ex esposa, Alejandra Monastysky, con quien Bressi vivió casi dos décadas, como la pareja que tuvo luego, Viviana Figueroa, afirmaron que sufrieron maltratos, amenazas y otros abusos mientras convivieron con el titular de la Bonaerense.

Si bien Bressi negó las acusaciones, aún no hubo una muestra de respaldo oficial. Ni del Ministerio de Seguridad, ni de otro organismo de la Provincia. Parece que lo hubieran “freezado”. Lo cierto es que Bressi no para de generar dolores de cabeza. El silencio y hermetismo en la Gobernación pueden ser una mala señal para el uniformado.

DEJA UNA RESPUESTA