Mataron a un despachante de aduana e hirieron gravemente a su hijo

“Me van a tener que matar para entrar”- gritó la mujer y cerró la puerta para impedir que delincuentes que amenazaban a su esposo y a su hijo en la puerta de su vivienda invadieran su propia casa.
Afuera quedaron Domingo Chimera (53) y su hijo Martín (19). Los delincuentes furiosos por no poder entrar empezaron a dispararles a mansalva hiriendo de muerte al padre y dejando malherido al hijo, de un disparo en el abdomen.
El trágico episodio se desarrolló en una casa ubicada en una zona residencial de Morón conocida como Villa Sarmiento cuando padre e hijo, luego de cenar salieron a la puerta de la casa a entrar el vehículo de su propiedad. Afuera, agazapados los esperaban los delincuentes que, no se conformaron en ningún momento con el auto sino que se proponían a toda costa entrar a la vivienda.
La mujer que escuchó los gritos tuvo tiempo de gritar y cerrar la puerta pero esto agudizó la ira de los delincuentes que desataron la tragedia.
Cuando la mujer salió ya nada podía hacerse por su marido, Domingo, que trabajaba como despachante de aduanas pero su hijo fue trasladado de urgencia al Instituto de Haedo donde fue operado ya que la bala le atravesó el hígado, los intestinos y tuvieron que extraerle la vesícula y aún permanece en terapia intensiva.
Pedro, un cuñado de la víctima, contó que cuando la esposa de Chimera advirtió que había delincuentes en el garage cerró la puerta de acceso a la casa.
“Cuando se dio cuenta y abrió de nuevo la puerta, escuchó los disparos. Fueron como ocho”, remarcó Pedro. También contó que su hermana está muy afectada con lo que pasó y que hace dos años había perdido a una hija en un accidente ferroviario.
Los policías que acudieron informaron que la banda escapó sin concretar el robo, también pudieron deducir que se trataba de hombres jóvenes de alrededor de 25 años y llevaban pistolas de grueso calibre. Trabajan para dar con los delincuentes con los datos aportados por las víctimas, los vecinos, e intentan localizar las imágenes de alguna cámara de seguridad de las casas de la zona.