Charla y Debate en reunión de representantes de provincias sobre el tema de Adopción

BUENOS AIRES- La Dirección Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA) se reunió con los representantes provinciales en cuestiones de infancia y niñez. Durante el encuentro, se realizó un categórico rechazo a entregas directas y guardas de hecho de niños, niñas y adolescentes.
En la última sesión del Consejo Consultivo de la Dirección Nacional del Registro Único de Aspirantes a Guarda con Fines Adoptivos (DNRUA) y luego de un profundo debate, se elaboró un acta acuerdo en la cual se plasmó el rechazo categórico a las entregas directas y guardas de hecho de niños, niñas y adolescente.
Del encuentro y firma del documento, participaron el director de la DNRUA del Ministerio de Justicia y Derechos Humanos, Gustavo Herrero, la Defensora Pública de Menores e Incapaces ante los Tribunales de Segunda Instancia en lo Civil, Cristina Martínez Córdoba, la directora Nacional de Promoción y Protección Integral de la Secretaría Nacional de Niñez, Adolescencia y Familia, Marisa Graham, la directora de Promoción y Protección de Derechos de la provincia de Buenos Aires, Cecilia Tomé, los representantes de los Registros Adheridos a la Red Federal, los responsables de Registros no Adheridos, funcionarios judiciales y del Ministerio Público de la Defensa.
La convocatoria se realizó a raíz de la existencia de fallos judiciales recientes, provenientes de distintas jurisdicciones del país, donde se avalaron situaciones de hecho que configuran entregas directas o guardas puestas de niños, niñas y adolescentes. Herrero explicó que “se trató de una jornada de trabajo en la cual reflexionamos sobre las resoluciones judiciales que avalan y formalizan guardas puestas, que son aquellas que se realizan al margen del marco normativo vigente y que en la mayoría de los casos configuran una vulneración a los derechos de los niños, niñas y adolescentes involucrados”.
Luego de un debate acerca de las entregas directas y guardas de hecho, se elaboró un acta acuerdo en la cual se plasmó la postura de los organismos registrales y de los demás participantes del encuentro manifestando el absoluto rechazo hacia este tipo de prácticas.
“La intensión es contar con un elemento que sirva para fijar una postura de peso ante las futuras decisiones judiciales que se tomen al respecto”, explicó Herrero.