Tristeza por la muerte de un artista querido por todos los argentinos: Murió Sergio Denis

 

El autor de «Un poco loco», entre muchos otros hits románticos, nunca se pudo recuperar de su caída durante un recital en Tucumán. En su vida y en su exitosa carrera había sorteado todo tipo de problemas. Fue un artista que cultivó siempre un perfil «familiar» y su tema «Te quiero tanto» llegó a ser versionado en las canchas de fútbol de todo el mundo.

Se llamaba Héctor Omar Hoffmann, pero todos lo conocieron como Sergio Denis. Con ese nombre artístico se hizo popular por su condición de artista, por su oficio de cantautor, por los muchos discos que grabó y los muchos más escenarios que recorrió. El último fue el del teatro Mercedes Sosa de Tucumán, desde donde, en pleno show, el 11 de marzo del año pasado cayó a la fosa de dos metros y medio de profundidad, sin protección alguna en ese sector del escenario, que había sido modificado y llevado hacia adelante. La caída le ocasionó diversas fracturas y hemorragias, y un tremendo golpe en la cabeza. Tras una agonía de más de un año, murió esta mañana en la clínica de rehabilitación integral Alcla. Tenía 71 años.  Dos meses atrás, su hermano, Carlos Hoffman, había señalado que Denis estaba “igual que en el momento” de la caída. “Su cerebro está desconectado del mundo real”, había contado.

Sergio Denis había nacido en Coronel Suárez, un pueblo de la provincia de Buenos Aires, el 16 de marzo de 1949, en el seno de una familia de inmigrantes alemanes del Volga. Con 16 años cantaba en su grupo Los Jokers, con el que recorría los pueblos vecinos. Ya con veinte, se fue a Buenos Aires a probar suerte, en tiempos en que El Club del Clan había abierto su camino en el pop local, el rock consolidaba su efervescencia aquí y en el mundo, y la canción melódica también expandía su territorio. Enseguida entró en el conjunto Los Bambis, con el que grabó por primera vez para un sello discográfico, CBS. El disco se llamó Los Bambis también cantan, y en tiempos en que las compañías discográficas lanzaban artistas y movían millones, vieron su potencial y le propusieron empezar su carrera solista. No llevaba ni un año en Buenos Aires y ya había grabado su “doble” (el formato de la época), escrito y producido por Francis Smith (la pluma de “Zapatos rotos” y “De boliche en boliche”, figura destacada de la industria local de aquellos años).

Ahí nomás llegó su primera aparición en televisión, en el programa Casino Philips, conducido por Andrés Percivale, por Canal 13. Y de ahí, al popular Sábados Circulares de Pipo Mancera, que lo contrató. Llama la atención en la carrera de Sergio Denis el modo en que logró ser muy popular desde el comienzo mismo, ocupando siempre la galería de “famosos” locales, por su trabajo y también por otras circunstancias como su noviazgo con Susana Giménez. Y al mismo tiempo fue siempre un artista que mantuvo un perfil más bien bajo y familiar, al que nada le fue fácil, que atravesó momentos difíciles en lo financiero, como la quiebra tras la cual tuvo que “empezar de nuevo”, y también en lo personal, como cuando sufrió un infarto en Paraguay, y estuvo diecisiete minutos sin signos vitales.

También en aquellos comienzos, aun habiendo alcanzado cierta fama, y ya viajando al exterior para participar de los festivales musicales de la época, le tocó hacer el servicio militar obligatorio y allá fue, un año en el Batallón de Comunicaciones 181 de Bahía Blanca. Para 1972 Sergio Denis ya componía y tenía éxito con sus propias canciones; así llegó al cine, protagonizando la película Me enamoré sin darme cuenta, con Alicia Bruzzo y Luis Brandoni. Su nombre quedó ligado al Teatro Ópera porque fue el primer cantante melódico argentino en hacer un concierto allí. El 31 de julio de 1974, acompañado por una orquesta de 36 músicos dirigida por el internacionalmente reconocido Jorge Calandrelli. Te llamo para despedirme, Sergio Denis, Sergio Denis ’72, Nunca supe más de ti, Cada vez que sale el sol, más varios compilados de grandes éxitos, fueron los discos que el cantautor grabó en los 70, varios con CBS, uno con TK, y finalmente en Polygram, donde siguió grabando por años.

La década del 80 fue la de mayor popularidad y “éxitos imbatibles” para el artista, y de allí son muchas de las canciones que todavía se cantan en los casamientos. «Te quiero tanto» (popularizada luego por las hinchadas de fútbol), «Cómo estás, querida», «Un poco loco», «Gigante chiquito», que más de un padre recuerda con emoción. Denis también fue conocido por su costumbre de hacer versiones en español de canciones originalmente grabadas en inglés: «California somnolienta» («California Dreamin'», de The Mamas and the Papas), «Pipas de la paz» («Pipes of peace», de Paul McCartney), «Nada cambiará mi amor por ti» («Nothing’s gonna change my love for you», de Glenn Medeiros, en una versión que se hizo muy popular), «Así fue nuestro amor» («Annie’s song», de John Denver), entre otras. Fue uno de los artistas argentinos que más discos vendió en la década de los 80 y principios de los 90, cuando se vendían discos. Entre los muchísimos que editó (más de uno por año, ininterrumpidamente desde 1970, incluyendo las muchas recopilaciones), hubo dos con juntadas especiales. Uno con Sandro, Encuentro , de 1992. Y Frente a frente, junto a Víctor Heredia, en 1996.

Una serie de hechos desafortunados, de distinta magnitud, marcaron la vida y la carrera de Sergio Denis. La quiebra financiera de finales de los 90 fue ampliamente conocida por el público, cuando hizo una mala inversión con la compra de un teatro y terminó procesado por estafa. “Me quedé sin casa, sin auto, sin oficina. Estuve 17 años pagando deudas», contó alguna vez. Aquel estrés lo llevó a perder la voz, y no pudo grabar discos por cuatro años. El nombre del cantautor volvió a sonar en la tele en 2007, aquella vez porque su joven pareja, Melisa Durán, fue elegida para participar en el programa televisivo Gran Hermano. A la semana de “entrar a la casa”, le fue infiel en vivo y en directo con otro de los participantes de la telerrealidad. No le fue bien: “la expulsaron” de la casa con más del 80 % de los votos en su contra. Y rompió con Sergio Denis.

Ese mismo año, el artista sufrió un infarto en Asunción, adonde había ido a actuar; entonces estuvo al borde de la muerte. Tras la caída en Tucumán, el año pasado, Denis quedó internado en muy grave estado en el hospital Ángel Padilla de la capital provincial. Llegó inconsciente y sufrió hemorragias, un edema cerebral, fracturas en la cabeza, costillas, la clavícula y el omóplato.

Desde su internación las redes sociales se llenaron de mensajes de aliento y cadenas de oración, y también pudieron verse los videos que se tomaron durante el recital, donde se ve el momento de la caída desde gran altura, desde el escenario hacia la fosa del teatro, y cómo quedó tendido en el suelo.

Desde la puerta del hospital donde estaba internado Denis, el director del Teatro Mercedes Sosa, Raúl Armisén, había calificado al hecho como “un accidente”, asegurando que “nunca vieron como un peligro” a la fosa, y que en unos días tenían pensado iniciar obras para modificarla, ya que no le daban uso. “Es una circunstancia: Sergio se caía en una semana y caía desde un metro», justificó. En las imágenes de la caída de Sergio Denis pudo observarse el escenario modificado de su estructura original, llevado hacia adelante y con una escalera agregada (por la que subió el intérprete, que venía de cantar entre el público antes de la caída), pero sin ningún tipo de protección o señal entre el borde del escenario y la fosa.

DEJA UNA RESPUESTA