Allanaron la casa de la madre de Candela Rodríguez

HURINGHAM- Un caso de piratería del asfalto ocurrido ayer, y que concluyó con una persecución, derivó en un allanamiento en la casa de Hurlingham donde vive la madre de Candela Sol Rodríguez, la nena de 11 años que fue secuestrada y asesinada en agosto de 2011.

Según se informó, la Fiscalía N° 9 de San Martín fue la que ordenó el procedimiento, ya que en el hecho, sucedido en la localidad de Pablo Podestá, la banda utilizó un vehículo que está a nombre de Carola Labrador, mamá de Candela.

También trascendió que la mujer había denunciado el robo del coche, aunque la Justicia decidió allanar el lugar en busca de indicios de un posible vínculo con la banda. Además de la propiedad de Labrador, la Policía allanó otras.

El crimen de Candela conmocionó al país y reveló un oscura trama que salpicó incluso a la Policía. La chica desapareció el 22 de agosto de 2011 y su cuerpo fue hallado nueve días después. La investigación tuvo sus idas y vueltas. Hoy hay dos detenidos –Hugo Bermúdez y Leonardo Jara– acusados de haber tenido roles fundamentales en el hecho. Una hipótesis que se barajó tras el homicidio fue que se había tratado de una venganza contra su padre, preso por integrar una banda de piratas del asfalto.