Tras dos meses de pedidos desesperados de búsqueda encuentran a Priscila enterrada en la casa de su presunto femicida

 

 

El cuerpo de una adolescente de 15 años que había sido vista por última vez el 23 de febrero pasado fue encontrado esta tarde en un pozo de una vivienda de la ciudad santiagueña de La Banda, donde residía el tío de la víctima, quien ya estaba detenido como sospechoso de la desaparición de la menor, informaron fuentes judiciales y policiales.

Se trata de Priscila Martínez, quien fue reconocida esta noche por su madre a partir de un tatuaje en su cuerpo con el nombre de un familiar, en la casa donde se produjo el hallazgo, ubicada en la calle Catamarca del barrio Los Lagos, de la mencionada ciudad de la provincia de Santiago del Estero

En esa vivienda residía Rubén Ávila, tío de la adolescente y uno de los dos detenidos por la desaparición de la menor.

Es que Priscila fue vista por última vez el 23 de febrero último cuando salió de su casa ubicada en las calles Almafuerte y 1er. Pasaje del mismo barrio, junto a Ávila, quien le había prometido trabajos de limpieza y de lavado de ropa.

Como la adolescente nunca regresó a su hogar, la familia denunció su desaparición y desde hacía una semana organizaciones civiles de mujeres montaron una campaña masiva en redes sociales para visibilizar su búsqueda.

En el marco de la investigación por la averiguación del paradero de la menor, dos sospechosos fueron detenidos, uno de ellos Ávila, quien fue el último que la vio con vida, y quien tendría denuncias previas por abuso sexual, informaron fuentes policiales. En la escena del crimen trabajaba esta noche la fiscal Natalia Saavedra, coordinadora de la Unidad Fiscal de La Banda, junto a efectivos de la Policía de Santiago del Estero.

Con el reciente hallazgo, son al menos 14 las mujeres víctimas de femicidios cometidos o descubiertos desde que se decretó el aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia del coronavirus en el país, el pasado 20 de marzo.

 

DEJA UNA RESPUESTA