Cinco detenidos por “entraderas” investigados por crimen en Haedo

HAEDO- Cinco personas fueron detenidas hoy acusadas de integrar una banda que se dedicaba a robar mediante la modalidad de «entraderas», y se investiga si participaron en el homicidio de un operario metalúrgico cometido hace 15 días en la localidad bonaerense de Haedo.
Fuentes policiales informaron a Télam que la organización cometió por lo menos cinco asaltos a personas que entraban a sus casas y creen que pueden haber perpetrado en total unos 20 hechos en distintas zonas del oeste del Gran Buenos Aires.
Las detenciones fueron efectuadas por el personal de la Dirección de Prevención del Delito Contra la Propiedad Automotor en domicilios ubicados en las localidades de Isidro Casanova, partido de La Matanza, y Morón.
Según las fuentes, durante los allanamientos el personal policial secuestró cuatro pistolas calibre 9 milímetros, una calibre .45, una ametralladora y un revólver .32.
Además, los efectivos también secuestraron un auto con pedido de secuestro y otro vehículo que estaba desarmado.
Los aprehendidos son cuatro hombres y una mujer, todos mayores de edad y de nacionalidad argentina, quienes son investigados por el crimen de Luis Ramón Rodas (34), cometido el 1 de abril último cuando se resistió a que le robaran el auto cuando ingresaba al garaje de su casa.
El homicidio del operario metalúrgico ocurrió esa noche frente a una casa de las calles 11 de septiembre y Tronador, de Haedo, partido de Morón, en el oeste del conurbano bonaerense.
De acuerdo a las fuentes consultadas, todo comenzó cuando Rodas, de nacionalidad paraguaya, llegaba solo a su casa y se aprestaba a guardar su Renault Clío.
Los testigos aseguraron a la policía que el hombre levantó el portón de su cochera, luego introdujo el auto y, cuando estaba a punto de cerrarlo nuevamente, fue sorprendido por tres hombres, uno de ellos armado, que bajaron de un vehículo oscuro.
Los delincuentes aparentemente le exigieron la entrega de las llaves del auto y, se sospecha, pretendían además ingresar a la casa a robar, pero Rodas se resistió al robo y comenzó a forcejear con uno de los asaltantes.
Ante esta situación, el delincuente armado le efectuó un único disparo que impactó en el pecho de Rodas y salió por la zona lumbar, tras lo cual los tres ladrones volvieron a subirse al auto en el que habían llegado, y huyeron.
Rodas quedó tendido en el piso y fue auxiliado por los vecinos, que lo trasladaron al Hospital Güemes, de Haedo, donde finalmente murió como consecuencia de las heridas sufridas.
Los investigadores no encontraron vainas servidas, lo que les hace sospechar que el balazo mortal pudo haber sido disparado por un revólver.
«Tampoco podemos asegurar que no hayan utilizado una pistola porque el hecho se produjo cuando comenzó el temporal y también es posible que el agua se haya llevado la vaina», explicó un jefe policial que participó de la pesquisa.
De esta manera, será fundamental el peritaje de las armas secuestradas para determinar si alguna de ellas fue utilizada para cometer el asesinato de Rodas.
Los detenidos quedaron a disposición del fiscal Fernando Capello, a cargo de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 2 del Departamento Judicial Morón.