La preocupación por la inflación igualó el miedo a la inseguridad en las encuestas

BUENOS AIRES-El aumento constante de los precios y las tarifas ha instalado a la inflación como la principal preocupación de todos los argentinos, igualando a la inseguridad. De todos modos, un gran porcentaje se manifestó a favor del levantamiento del cepo al dólar y el aumento en la electricidad.

El diario El Cronista realizó un informe especial en el que relevó que la inflación se ha convertido en la principal preocupación de los argentinos, casi a la misma altura que los problemas de inseguridad. El fenómeno de aumento de precios ha dejado atrás las preocupaciones por la falta de empleo, los bajos salarios y la educación.

Los datos arrojados en la encuesta de Opinión Pública, se realizaron en enero de 2016, con un comienzo del análisis en el mismo mes del 2014. La misma se realizó en forma telefónica, y contó con un muestreo de 500 casos distribuidos entre la Capital Federal y el Gran Buenos Aires.

La denominada medición de humor social destaca que el temor a la inflación ha aumentado de manera sostenida en los últimos siete meses, contrariamente a lo que ha sucedido con la inseguridad. En junio de 2015, 81,7 menciones referían a inseguridad y apenas 30 a inflación. En enero, las problemáticas están casi equiparadas: 64 menciones refieren a inseguridad al tope del ranking y 57,9 a inflación.

De acuerdo a lo consultado sobre la inflación esperada para este 2016, del 100% de los entrevistados, el 37,1% responde que será entre el 20 y 30%, el 25,6% entre el 30 y 40% y el 27,4% vaticina que superará el 40%. La encuesta refleja a la inflación como un alerta central de los argentinos. Por ejemplo, cuando se indaga sobre el riesgo económico percibido, el aumento de tarifas se lleva 96,1 menciones y la aceleración de la inflación 68,7, ambas por encima de la preocupación por una mayor desocupación, del 64,1%, y de una gran devaluación, del 56,6%.

Consultados sobre las expectativas económicas negativas para dentro de un año, las menciones marcaron un retroceso en comparación con los últimos dos años. En enero de 2014 eran 40,4, en septiembre del mismo año 65,6 y ahora son 29,6. Sin embargo, en el balance de los últimos meses, las percepciones negativas han crecido con intensidad: en octubre eran 16,8 y en diciembre 18,8.

Respecto a cuáles fueron los rubros en que hubo más aumentos de precios en los últimos meses, sobresale «Alimentos», con 95,1 menciones, seguido por «Medicamentos», con 49,4, «Servicios Domiciliarios» (43,9), Alquileres (42,8) y Combustibles y Ropa (32,1).

Otros datos salientes del informe surgen de la consulta sobre en qué gastaría el dinero extra. En 38,7 menciones, las personas aseguran que comprarían dólares si tuvieran dinero para ahorro; 18,1, en tanto, invertirían esa plata en un plazo fijo.

Ambas opciones, no obstante, disminuyen si se las compara con meses anteriores. En septiembre, 49,9 menciones optaban por la compra de dólar y 23,2 por abrir un plazo fijo.

El cambio de Gobierno vino de la mano de un aumento de las tarifas de luz de alrededor del 500%. Los consultados, sin embargo, apoyan la medida: en enero, el 79,1% prefiere que aumenten para mejorar el servicio, mientras que en diciembre del año pasado eran el 61,2%.

El tema energético vuelve a hacerse fuerte cuando se evalúan las medidas tomadas durante la presidencia de Mauricio Macri. Ahí, un 63,5% está de acuerdo con el aumento en los precios de la electricidad a partir de febrero: el 31,8% «parcialmente» y el 31,7% «totalmente». El 32,9%, en cambio, se manifiesta en desacuerdo y el 3,6% no opina.

El levantamiento del cepo al dólar también cuenta con un fuerte respaldo: el 49,5% se muestra «totalmente» de acuerdo, el 19,1% «parcialmente», redondeando un global del 68,6%. En desacuerdo se manifiesta el 27,2% y el 4,2% opta por no contestar.

Los responsables del Grupo de Opinión Pública, autores del informe, son los especialistas en análisis político Claudio Polosecki, Raúl Timerman, Victoria Banegas y Luis Tonelli con la dirección técnica de Esteban Lijalad.

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA