En Tecnópolis Capitanich aseguró que  es imprescindible que construyamos una educación solidaria para todos

VICENTE LÓPEZ- Al inaugurar junto a los ministros de Educación, Alberto Sileoni, y de Trabajo, Carlos Tomada, el Encuentro Educación para la Victoria, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, llamó a afrontar los desafíos pendientes y a defender las banderas y principios que enarbolados por Néstor y Cristina.

El jefe de Gabinete de Ministros, Jorge Capitanich, y los ministros de Educación, Alberto Sileoni, y de Trabajo, Carlos Tomada, inauguraron esta mañana, en el microestadio de Tecnópolis, el Encuentro Nacional “Educación para la Victoria”.

Durante la ceremonia, Capitanich manifestó que “tenemos la mayor inversión en infraestructura escolar de la historia argentina. No solamente porque si uno toma los más de 1700 edificios inaugurados y los 2500 contra los ya inaugurados y en ejecución, más lo que han significado 6000 obras realizadas con distintos mecanismos de financiamiento, que serán 10.000. Lo cual implica mejores condiciones para el dictado de clases”.

El ministro destacó la importancia de la Ley de Financiamiento Educativo,y resaltó el impacto inclusivo de las 4,5 millones de netbooks entregadas, las que serán casi 5 millones el año próximo. “Es necesario observar que la inversión en libros, tecnología e infraestructura, estuvo también asociada a una inversión en mobiliario y a un sistema de regularización y capacitación docente y un mejoramiento sustancial de los salarios de más del 1.100%”, detalló.

Asimismo, el jefe de Gabinete indicó que el sistema universitario argentino tenía una inversión de 1800 millones de pesos en 2003, mientras que 2015, esa cifra alcanzará los 52 mil millones, y aseguró que “estamos recuperando no solamente el salario docente sino la dignidad de nuestros trabajadores”.

Contra las recetas ortodoxas

En respuesta a los ataques permanentes de los grupos concentrados de la economía que operan en contra de los intereses populares, el funcionario nacional postuló que: “Algunos empresarios generan foros de convergencia, organizan coloquios de ideas sin ideas, orquestan encuentros comunicacionales para insistir en recetas neoliberales de la más rancia ortodoxia que han fracasado estrepitosamente”.

En esa línea, Capitanich el ministro coordinador sostuvo que “es imprescindible que las ideas correspondan a un proyecto político y que este proyecto sea capaz de transformar las ideas en acciones, en logros de inclusión, de equidad”, dijo e instó “Es imprescindible que construyamos una educación solidaria para todos, con una clara consciencia de lo que fuimos capaces de hacer desde aquel 25 de mayo de 2003, cuando Néstor Kirchner enarboló aquellas banderas y principios que prometió no dejar en la puerta de Casa Rosada”.

“La tarea en común es que ustedes mismos en cada una de sus provincias puedan ir a buscar a cada uno de nuestros trabajadores docentes para divulgar la información respecto a estos logros y desafíos”, puntualizó.

Desafíos

Por último, el Jefe de Gabinete subrayó la continuidad de importantes desafíos, y en ese contexto sostuvo que “nos quedan los desafíos de garantizar que la educación obligatoria secundaria nos permita lograr el máximo nivel de calidad educativa. Nos queda el desafío  de las aulas para las salas de 3 y 4 años y que la aprobación de su obligatoriedad en el congreso se convierta en un hecho”.

“Fueron 12 años de gestión que implican no solamente el mejoramiento de la inclusión social y la equidad educativa, sino también los desafíos de una sociedad dinámica y cambiante, que exige una calidad educativa destinada a formar buenas personas y recursos humanos calificados para la inserción laboral de carácter productivo que permita a la economía generar, no solamente crecimiento si no también dignidad a las personas y a los trabajadores”, concluyó.

Este primer encuentro reunió a más de 2.500 docentes de todo el país y será el primero de una serie de encuentros que se llevarán a cabo en distintas provincias para realizar un balance de lo sucedido en materia educativa en el período 2003-2014, destacando los logros y los desafíos pendientes, con el fin de avanzar en la construcción de una patria educativa. Los Encuentros “Educación para la Victoria” pretenden, a su vez, abrir un espacio de debate, reflexión y consenso acerca de las principales metas de la educación y su agenda de cara al 2020 del proyecto inclusivo, nacional y popular.

Sileoni

Al anticipar aspectos del balance de la gestión educativa nacional poco antes de comenzar en Tecnópolis el Encuentro «Patria Educativa» con la presencia de unos 2.500 docentes en el microestadio de Tecnópolis y junto con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich y su par de Trabajo, Carlos Tomada, el ministro de Educación Alberto Sileoni dijo que «hay 100.000 chicos más en las escuelas por la Asignación Universal por Hijo (AUH)»,

Sileoni reivindicó el aumento de la matrícula escolar tras añadir que en este plano de la inclusión, el balance de 2014 habla de que «logramos que la sala de cuatro sea obligatoria» y recordó que «hoy la obligación de la escuela es 14 años, cuando asumimos era de 10», expresó en diálogo con radio América.

«Hoy la mochila de un chico tiene dignidad», enfatizó.

Con respecto al programa Conectar Igualdad, dijo que «el desafío de las 4 millones y medio de netbooks es que se usen con fines educativos y pedagógicos».

Al referirse a los docentes, señaló que «en estos años hemos mejorando salarios y condiciones laborales y se puede seguir mejorando», dijo el ministro.

A la vez, se refirió a la puesta en marcha este año del plan de formación docente, tras recordar la cifra de que hay un millón de docentes en el país.

Sobre el encuentro que se desarrolla en Tecnópolis expresó que «nos juntamos con docentes de todo el país para que nos digan qué es lo que falta», al tiempo que señaló que «todavía hay escuelas que no tienen la dignidad que deberían tener y eso hay que resolverlo».