ARA San Juan a tres años la búsqueda de justicia es prioridad

El Gobierno y familiares de las víctimas realizaron hoy actos para conmemorar el tercer aniversario del hundimiento del submarino ARA San Juan, ocurrido el 15 de noviembre de 2017, por el que fallecieron sus 44 tripulantes.

El acto oficial se llevó a cabo a las 10 en la Base Naval de Mar del Plata y contó con la presencia de funcionarios nacionales y familiares de los tripulantes, quienes recibirán el Pabellón Nacional, Jinetas y Espadas correspondientes al ascenso post mortem de los submarinistas.

En tanto, a las 12.15, las familias de las víctimas realizaron su propio acto virtual, que transmitirán a través de distintas plataformas digitales.

El submarino hundido fue encontrado en la madrugada del 17 de noviembre de 2018 a la altura del Golfo San Jorge, a 597 kilómetros de Comodoro Rivadavia, en el lugar donde –según confesaron altos jefe militares durante el juicio– se sabía que estaba.

Así lo reconoció el excomandante de la Armada Luis Enrique López Mazzeo, quien declaró que el gobierno entonces encabezado por Mauricio Macri sabía dónde estaba la embarcación hundida tan sólo 20 días después del último contacto.

Luego de esa declaración, la abogada Valeria Carreras, que representa a 26 familias de los submarinistas, denunció al ex jefe de Estado por presunto encubrimiento del hundimiento del ARA San Juan, acusación que también incluye al entonces ministro de Defensa, Oscar Aguad.

Mientras tanto, el próximo 25 de noviembre comenzará la investigación militar en el marco del Consejo de Guerra que deberá determinar las responsabilidades castrenses del hecho que cobró la vida de 44 personas.

«El 25 de noviembre empieza el Consejo de Guerra», afirmó en declaraciones radiales el ministro de Defensa, Agustín Rossi, destacando que hay «distintos planos de responsabilidades» que analiza la Justicia y, respecto a las responsabilidades «militares», indicó que «se está avanzando» y «el 25 de noviembre empieza el Consejo de Guerra».

Finalmente, el Concejo Deliberante del partido bonaerense de Coronel Rosales solicitó a la Cámara de Diputados de la Nación para que se instituya el 15 de noviembre como «Día Nacional de la Defensa del Mar Argentino», en homenaje a los tripulantes del submarino ARA San Juan.

Según se informó en un comunicado, «entre los tripulantes del ARA San Juan, se encontraban tres hijos de familias de Coronel Rosales, entre ellos, el teniente de navío, Fernando Vicente Villarreal, quien fue jefe de operaciones del submarino y vivió su infancia y adolescencia en Punta Alta; el suboficial segundo, Daniel Adrián Fernández; y el suboficial segundo, Celso Oscar Vallejos».

«Para elaborar esta iniciativa, nuestro bloque se contactó con los padres del teniente de navío Villarreal, María Rosa Belcastro y Jorge Villarreal, quienes manifestaron públicamente el deseo de que se declare la conmemoración de esta fecha y expresaron su apoyo a nuestro proyecto», puntualizó el concejal Santiago Maidana, impulsor de la resolución.

 

Indignante sospecha

 

La defensa de los familiares de los tripulantes cree que detrás de la dilación del anuncio de la ubicación del submarino se esconde un cohecho para la explotación de los recursos naturales de la zona.

Según consignó Tiempo Argentino este domingo Carreras cree que detrás del ocultamiento puede haber habido un negociado vinculado con la explotación de los recursos naturales del área en que se buscó al ARA San Juan. La letrada solicitó a la justicia que se investigue el ocultamiento y su posible vinculación con la licitación, en diciembre de 2017 (mientras el mundo seguía el día a día de la búsqueda del submarino) de la zona para la exploración y explotación de gas y petróleo.

 

En aquel entonces Carreras impugnó la contratación directa de la empresa española Igeotest para las tareas de búsqueda del submarino, especializada en prospecciones del lecho marino y tendido de plataformas de hidrocarburos. A partir de es presentación el fiscal Federico Delgado certificó que hubo direccionamiento en la contratación y el expediente continúa en curso.

Tras el escándalo con Igeotest el gobierno de Macri se vio obligado a dar marcha atrás con la contratación directa y lanzó un nuevo llamado a licitación que incluyó cláusulas muy elocuentes: la empresa que se hiciera cargo debía hacer un relevamiento y batimetría completa, estudios considerados clave para la explotación de los recursos.

La empresa española Igeotest no cumplía con ninguno de los requisitos previstos en la licitación y aún así se impuso a las otras que se habían presentado para quedarse con el contrato de búsqueda.

Carreras la impugnó en su momento por no poder mostrar experiencia alguna en la misión encomendada, estaba concursada en España y al frente de ella aparecía Marcelo Devincenzi, un argentino que cursó el Liceo Naval en Río Santiago a fines de los 60 y de quien se sospechaba había mantenido fuertes vínculos con la Armada Argentina.

Igeotest fue elegida por el gobierno de Macri para buscar el ARA San Juan a cambio de 3,7 millones de dólares, a pesar de no poseer experiencia previa alguna y su oferta impuso a las de la empresa SEA, del venezolano Hugo Marino, que prometía encontrar el submarino en cien días, y la que Ocean Infinity, que participó de la búsqueda del avión de Malaysia Airlines desaparecido en el Océano Indico.

DEJA UNA RESPUESTA