Allanan el puerto de Buenos Aires por envío de containers con cocaína

BUENOS AIRES- Una serie allanamientos se realizaron ayer  en la terminal 4 del Puerto de Buenos Aires, en el marco de una causa que investiga el enví­o de 97 kilos de cocaí­na ocultos en un contenedor a Sudáfrica, el 30 de septiembre último, informaron fuentes de Prefectura Naval Argentina (PNA) y de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Los procedimientos comenzaron alrededor de las 11 en la dársena C de la terminal 4 del Puerto de Buenos Aires y esta tarde continuaban con la participación de unos 250 efectivos de PNA y 80 inspectores dependientes de la Dirección General de Aduanas.

«Se han encontrado elementos de prueba significativos para la causa. Ha sido muy positivo, se han podido determinar algunas irregularidades», aseguró a la prensa el secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, quien junto con el titular de AFIP, Ricardo Echegaray, supervisó los allanamientos.

Berni manifestó, además, que si bien aún «no hay detenidos» sí «hay gente sospechosa», a la espera de que el juez nacional en lo Penal Económico 7 a cargo de la causa, Juan Pedro Galván Greenway, determine su responsabilidad.

«Es una investigación que se viene realizando hace tiempo y se apresura en virtud de que en trabajo conjunto con las autoridades de (la República de) Sudáfrica se detectó un contenedor que habría salido de esta terminal con más de noventa y cinco kilos de droga en su interior», explicó el secretario de Seguridad.

«Se han encontrado elementos de prueba significativos para la causa. Ha sido muy positivo, se han podido determinar algunas irregularidades»

Sergio Berni, secretario de Seguridad Berni hizo así referencia a los alrededor de 97 kilos de cocaína acondicionados en paquetes o «ladrillos», encontrados en un contenedor a bordo de una embarcación que llegó el pasado 30 de septiembre al puerto de la ciudad de Durban, en la provincia sudafricana de KwaZulu-Natal.

De acuerdo con la documentación del barco, éste había zarpado el 5 de septiembre desde la terminal 4 del Puerto de Buenos Aires.

«Indistintamente a estos resultados, hay otras investigaciones que veníamos llevando conjuntamente con la AFIP, la Aduana y la Prefectura que han determinado que el juez interviniera», relató Berni, respecto a que no se trataría del primer envío de cocaína que sale de esa terminal.

Sobre este aspecto, fuentes allegadas a la investigación dijeron hoy a Télam que los pesquisas registraron varios hechos en los que los contenedores habían pasado por la terminal 4, por lo que no descartaban que algunos de los trabajadores del puerto estén involucrados.

Una de las características que apoyan esta sospecha es que los contenedores llegaban a destino con los precintos de seguridad intactos, gracias a un presunto conocimiento interno de los sistemas de inspección.

Los voceros explicaron que aparentemente los traficantes dejaban pasar el contenedor por el control aduanero, donde se le coloca un precinto de seguridad específico.

Más adelante y antes de que saliera del país rompían el precinto, introducían la droga y le colocaban otro nuevo.

«Lo que se está haciendo es verificando y tomando conocimiento de todos los movimientos que hubo de los contenedores que hubo en esa época para determinar si la droga fue (colocada en) jurisdicción de este puerto o fue contaminado este contenedor en el viaje», finalizó el secretario.