Caso Candela: Novedades en torno al Topo Moreyra y Gladys Cabrera

HURLINGHAM- Héctor «Topo» Moreyra, quien estuvo detenido acusado de ser el supuesto instigador del secuestro y crimen de Candela Rodríguez, volvió a acusar a la Policía bonaerense por haberle «inventado» la causa y sostuvo que algunos efectivos que lo involucraron le habían pagado por información.

Además, sostuvo que tiene «pruebas» que compromete a efectivos en casos de corrupción, aunque advirtió por el momento no hablará porque «son capaces de mucho».

Moreyra detalló en diálogo con una radio capitalina que durante «28 años» le pasó «información» a la policía sobre bandas delictivas de la zona y que «lo hacía porque ganaba plata, me pagaban».

En tanto, aseguró que la causa que lo involucra en el crimen de Candela «la inventó la policía» y que algunos de ellos forman parte de la cúpula de la fuerza.

Consultado sobre si los mismos policías que lo involucraron en la causa le habían pagado por información, Moreyra dijo: «Sí, hay».

En tanto, sostuvo: «Me quisieron sacar del medio como yo se mucho de la policía lamentablemente, todavía no dije nada de la cosas que hacen ellos, y bueno me querían sacar del medio».

Sobre los casos de corrupción, el hombre sostuvo que «si yo tengo la desgracia de tener algún problema voy a hablar, sino no porque no sabes quienes son. Son capaz de mucho»

Al respecto, indicó que tiene «pruebas horarios, lugares nombres apellidos, todo tengo yo, no como ellos que me metieron a mi sin una prueba».

En cuanto a la causa, Moreyra calificó como «increíble» la hipótesis de la fiscalía que lo involucraba y advirtió que «es todo un invento» y que «no conocía a Candela ni a la madre», a la vez que negó algún tipo de vínculo con los otros acusados.

«Estuve diez minutos en la fiscalía y después nunca más declare ni lo vi al fiscal. Quedé preso por algo que inventaron ellos», manifestó.

En su acusación, el primer fiscal del caso, Marcelo Tavolaro había sostenido que Moreyra en su condición de informante policial había dado información para que detuvieran al narco «Mameluco» Villalba y que luego había señalado al padre de Candela como el «buchón» y para despegar de la imputación de los narcos, mandó a secuestrar a la nena.

«Eso lo inventó (comisario Roberto) Castronuovo. Yo me había reunido con Castronovo y fue y le contó eso al fiscal y armaron todo eso. Yo nunca supe ni dije nada de ‘Mameluco'», sostuvo.

Moreyra recordó además que el padre de Candela en su declaración lo mencionó a él y a otras cuatro personas, aunque «a los otros cuatro no los molestaron».

«La policía no tenía que inventar nada, no tenían que buscar nadie para que le dé información. Me conocían y sabían lo que hacía y lo que no, sabían todo, podían dar datos muy precisos. Era muy simple para ellos, no tenían que buscar información, no tenían que investigar nada y les cerraba», advirtió.

«Estaba empapelado (en la causa), me metieron a mi porque me metieron a mí, no tenía nada que ver y todos sabían», enfatizó Moreyra, a la vez que destacó: «Como me empapelaron a mí, empapelaron a miles de personas».

Por su parte el abogado de Gladys Cabrera, una de las acusadas del secuestro y crimen de Candela Sol Rodríguez pidió  su sobreseimiento al considerar que no existen pruebas para que continúe imputada en el expediente.

En su presentación ante el juez de Garantías 3 de Morón, Gustavo Robles, el defensor Marcelo Mazzeo solicitó que su asistida sea desvinculada del delito de «homicidio calificado con el concurso premeditado de dos o más personas, en grado de partícipe necesario”.

Además, reclamó que queden excluidos como prueba los allanamientos y secuestros efectuados en la vivienda de Cabrera, ubicada en Kiernan 992, de Villa Tesei, y conocida como «la casa rosa».

Para el primer fiscal de la causa, Marcelo Tavolaro, -luego apartado del caso- en esa vivienda la chica había estado secuestrada porque allí se encontró su ADN y presuntamente también había sido asesinada en ese lugar.

Sin embargo, la Cámara de Apelaciones de Morón luego cuestionó duramente esas hipótesis cuando anuló en abril último la prisión preventiva de todos los detenidos, entre ellos Cabrera, aunque mantuvo la validez de los allanamientos.

Otro pedido de Mazzeo es que el juez anule la totalidad de las declaraciones testimoniales efectuadas bajo reserva de identidad y en las cuales se basaron la mayoría de las decisiones adoptadas en el expediente.

1 COMENTARIO

  1. yo queria comentar por ser vecino de hurlingham,que el barrio
    privado el mirador ubicado la calle riccheri 1500, de esta localidad, tira los residuos cloacales a la via publica los
    dias de lluvia, y por la noche los fines de semana,por fabor investiguen el hecho,se inundan se inundan varias cuadras.

Comments are closed.