Cristina advirtió sobre posibles disturbios mientras ella esté fuera del país

BUENOS AIRES- Afirmó que no le «extrañaría nada» que a los dirigentes opositores que anunciaron posibles estallidos sociales para fin de año «se les ocurra armar una suerte de matiné de la función de diciembre».

Cristina apuntó al ex presidente Eduardo Duhalde y al dirigente sindical gastronómico Luis Barrionuevo al citar sus declaraciones a través de su cuenta de Twitter, al tiempo que criticó al diario La Nación por publicar las entrevistas con ambos dirigentes opositores con tres minutos de diferencia.

«Ayer pensaba que no me extrañaría nada que se les ocurra armar una suerte de matiné de la función de diciembre, durante los días que viajaré a Roma por invitación del Papa Francisco», entre otras actividades de agenda presidencial.

Entre ellas, su visita a la Asamblea de la Organización de Naciones Unidas (ONU) para «plantear la posición argentina sobre la hora actual y la Resolución 68/304», la reunión con Centrales Sindicales Internacionales «que van a apoyar a la Argentina», la reunión con George Soros y la participación de la sesión del Consejo de Seguridad presidida por Barak Obama en donde se discutirán «temas que afectan la Paz Mundial».

La mandataria citó los dichos de Duhalde en La Nación, quien dijo que «los estallidos de diciembre han pasado siempre porque mucha gente no tiene lo mínimo para festejar».

Criticó que Duhalde «no se quedó con el vaticinio. Nos recomendó el remedio!», al destacar que quien fuese mandatario interino durante 2002 dijo que para controlar los estallidos «están los organismos del Estado»: «¿Qué querrá? ¿Otro (Maximiliano) Kosteki y (Darío) Santillán?», se preguntó Cristina a los jóvenes asesinados en 2002 por la policía en Avellaneda.

La Presidenta, quien en tono irónico destacó que la nota de La Nación «no tiene desperdicio», citó que Duhalde dijo que «siempre hay organizadores», pero «lo más gracioso es que agrega: ‘no necesariamente responden a un interés político’. ¿Y a que responden? ¿a un fenómeno de la naturaleza?» se preguntó.

«Este portal de La Nación no tiene desperdicio. La nota que acabo de comentar se publicó a las 11.52», sostuvo, y agregó: «¿A que no sabés qué titular entró a las 11.49?: ‘Moyano y Barrionuevo se reúnen el martes para analizar nuevas protestas'».

Cristina se refirió a Barrionuevo como el «vaticinador (experto?) en estallidos», quien dijo que «la situación social es delicada y la semana que viene habrá anuncios de paros».

Destacó que Barrionuevo el martes «se va a juntar con Hugo Moyano ‘para resolver la continuidad del plan de lucha'», citó Cristina: «qué casualidad, el jueves parto para Roma. Como siempre digo, todo hace juego con todo. Ojalá me equivoque y no estén preparando la matiné».

La presidenta recordó además algunas de las medidas principales de gobierno, tales como la implementación de la Asignación Universal por Hijo, Conectar-Igualdad, Progresar, ley de Movilidad Jubilatoria, recuperación de YPF, entre otros.

«Podría seguir. Lo saben los que nos quieren y los que no nos quieren también. ¿Saben qué? Como decía Tanguito: ‘pero el amor es más fuerte'», finalizó.

Por su parte el ministro de Defensa, Agustín Rossi afirmó que gremialista Luis Barrionuevo y el gobernador cordobés, José Manuel de la Sota, al vaticinar un posible estallido social en diciembre «están con los fósforos y un bidón de nafta» en la mano, y eso es lo que «no quieren los argentinos».

En declaraciones a la prensa el funcionario nacional dijo que cuando Barrionuevo y De la Sota hablan de la posibilidad de un estallido social en diciembre «no están haciendo un análisis (de la situación), sino que están con los fósforos y el bidón de nafta y me parece que eso es lo que no desean los argentinos».

Rossi consideró que las expresiones de Barrionuevo tienen la «alta cuota de irresponsabilidad de un dirigente , que yo creo que en realidad no es que dice eso, sino que desea que se generen esas situaciones».

En relación a expresiones de de la Sota en sintonía con Barrionuevo, Rossi consideró irónicamente que «por ahí lograremos que el gobernador no se vaya de vacaciones en diciembre, como se fue de vacaciones en diciembre del año pasado en medio de la revuelta policial; entonces en una de esas, si está preocupado, se queda a trabajar aquí en la provincia de Córdoba».

No obstante indicó que la posición del mandatario cordobés es doblemente irresponsable, «porque es alguien que tiene la responsabilidad institucional de conducir la provincia de Córdoba».

En ese sentido sostuvo que tanto el gremialista como el gobernador cordobés , «lo que buscan es generar mala predisposición en la Argentina. Intentan generar una situación que no es la real. Va pasar diciembre, una gran parte de los argentinos se va a ir de vacaciones y la Argentina va a seguir caminando y va a seguir andando».

Rossi afrimó que la Argentina es un país que tiene «una baja desocupación y bajos nieves de endeudamiento» y sostuvo que en la oposición quienes dicen que hay crisis en la Argentina, «miran sesgadamente la realidad».

Rossi participó en la Escuela de Suboficiales de la Fuerza Aérea de esta capital provincial, del acto de finalización del Proyecto Canberra Bravo-101 «Pelícano», de recuperación y puesta en valor de la aeronave que participó de la guerra en el Atlántico Sur por la recuperación de las Islas Malvinas.

En la oportunidad se les rindió un homenaje a miembros esa fuerza de Córdoba y se le entregó una réplica del Canberra a la esposa del capitan Juan Fernando Casado, caído en combate.