Guido trajo esperanzas a otras abuelas: Chicha Mariani difunde video en la búsqueda de su nieta

BUENOS AIRES- La abuela de Plaza de Mayo difundió un video donde relata la lucha de la organización para encontrar a sus nietos apropiados durante la última dictadura militar y pidió ayuda a la población para que brinde datos que permitan encontrar a su nieta Clara Anahí Mariani.

«Yo sentí una gran alegría, satisfacción y paz cuando me enteré de la aparición del nieto de la actual presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo (Estela de Carlotto), sentí que un pedacito del trabajo que yo hice sirvió para algo», expresó María Isabel «Chicha» Chorobick de Mariani en un video subido a su página de Facebook. 

Chicha y su búsqueda

Destacó el trabajo de Abuelas para conformar el Banco Genético de Datos que permitió «buscar la identidad de los chicos en ausencia de los padres».

Reiteró su orgullo y alegría por la recuperación de Guido Montoya Carlotto y en especial «por la reacción de la gente».

«La gente ha cambiado, la juventud y ahora también los mayores, han colocado las cosas en su lugar, que corresponde devolver a los chicos que faltan», remarcó la abuela.

Aclaró: «No nos lo devuelven (a los nietos) los que lo han robado, sino que ellos mismos van encontrando su camino (hacia la recuperación de su identidad)».

«Siento que puedo decir misión cumplida aunque aún no he encontrado a mi nieta», expresó Chicha y destacó que quizás le quede «un poquitito más de tiempo y pueda ser que alguien dé algún dato (del paradero de su nieta)».

«Mucha gente sabe y cree que no tiene importancia lo que sabe, todo dato es importante, pero todo lo que se cuente, lo que dice que le han dicho, eso también lo necesitamos», remarcó.

«El trabajo realizado no ha sido de placer, no es un cuento de hadas, pero espero que todo resulte y los chicos vayan llegando a sus verdaderos hogares»

«Chicha» Mariani graficó que «es como un juego de ajedrez, hay que ir poniendo las piezas hasta que se arma y para eso se necesita la ayuda que ahora está dando la gente», en alusión a los datos que se van recepcionando sobre el paradero de los nietos apropiados.

«El trabajo realizado no ha sido de placer, no es un cuento de hadas, pero espero que todo resulte y los chicos vayan llegando a sus verdaderos hogares», concluyó la abuela en el video.

El 24 de noviembre de 1976 la casa de Diana Teruggi y su esposo Daniel Mariani, ubicada en la calle 30 número 1134 de La Plata, fue atacada por las fuerzas represivas.

Diana fue acribillada por la espalda y cayó cubriendo con su cuerpo a su pequeña hija Clara Anahí, que fue secuestrada por los represores y hasta el momento no pudo ser recuperada.

Daniel Mariani no estaba en la propiedad al momento del ataque, pero fue asesinado en agosto de 1977.

En la casa, declarada sitio de memoria, funcionaba una imprenta que publicaba la revista «Evita Montonera» donde se denunciaron por primera vez las desapariciones de personas durante la última última dictadura militar, los denominados «vuelos de la muerte» y la existencia de centros clandestinos de detención.

La propiedad exhibe en su frente varios cientos de orificios de bala que impactaron durante el ataque de las fuerzas represivas y un enorme boquete provocado por un proyectil de tanqueta que atravesó esa pared y otra más del interior.