Secuestran pilas robadas por valor de cinco millones

TIGRE- El hallazgo fue confirmado por el jefe de la Policía Bonaerense, Hugo Matzkin. El cargamento fue robado por un grupo comando en Del Viso y pertenecía a la empresa Energizer. «La mercadería está valuada en $5 millones», reveló el comisario

Según informó Matzkin, las pilas fueron recuperadas en un galpón de Tigre y fueron robadas en un golpe comando ocurrido el 21 de mayo pasado en la Planta Industrial de Del Viso. En esa oportunidad fueron sustraídas del depósito más de un 1.5 millones de pilas.

Durante los allanamientos realizados el 1 de junio la Policía detuvo a cinco personas y secuestró tres camiones, con los cuales movilizaban la mercadería robada, y un total de 268 mil pilas nuevas marca Energizer. En esta oportunidad, pudieron recuperar 1.350.000 más que estaban en un galpón ubicado en la calle Australia 3148. Allí también secuestraron un semiremolque y un auto.

Fueron recuperadas durante una serie de operativos realizados en las últimas horas, informó Matzkin. La investigación fue realizada por personal de la Jefatura Departamental de Pilar, que hace pocos días avanzó con la detención de cinco presuntos miembros de la organización que habría participado del golpe.

La banda tenía varios depósitos en las localidades de Martínez, Boulogne y Villa Adelina, donde guardaban la mercadería robada en los distintos golpes que cometían, informó Matzkin. Asimismo, precisó que la mercadería recuperada tiene un valor cercano a los cinco millones de pesos.

El delito se dio a conocer a través de una solicitada emitida por la compañía en un matutino porteño el mes pasado, en la que detallaron que el grupo comando se llevó «87 pallets de pilas, conteniendo aproximadamente 2,5 millones de unidades en cajas de cartón marrón debidamente individualizadas, identificadas y con dispositivos de trazabilidad».

En  esa oportunidad el director de Finanzas de la empresa, Carlos Grelle, relató que la banda estaba compuesta por cerca de diez personas, que llegaron en tres autos y dos camiones. «Al ingresar, maniataron a los empleados y al personal de seguridad del depósito», contó.