Excarcelan al automovilista que atropelló y mató a un joven en Haedo y el gobierno bonaerense le retiró el registro

MORÓN- Se trata de Diego Cuevas, quien fue excarcelado por el juez de Garantías 4 de Morón, Alfredo Meade, tras permanecer detenido desde el mismo domingo 5 de abril pasado, cuando atropelló y mató a Lautaro Juárez y provocó heridas a otros seis amigos.

En su resolución, el juez acusó a Cuevas del delito de «homicidio culposo» por la muerte de Lautaro, es decir un delito con una pena menor y excarcelable.

Cuevas se hallaba detenido por decisión del fiscal que interviene en el caso, Alejandro Jons, quien lo había acusado del delito de «homicidio simple con dolo eventual», o sea que debió representarse de que con su conducta -en este caso, al correr una «picada» con otro auto- puede causar una muerte y, pese a ello, continúa con su accionar sin importarte el resultado.

«Estábamos esperando este fallo. No sólo la libertad de Diego, porque no merece estar detenido, sino también por la modificación del delito que se le imputa, ya que se trató de un ‘homicidio culposo'», dijo a Télam el abogado de Cuevas, Marcelo Mazzeo.

El letrado agregó que en la resolución «el juez consideró que (Cuevas) no tenía intención de matar».

Por su parte el gobierno bonaerense le quitará el carnet de conducir a Diego Cuevas, el joven de 19 años que días atrás atropelló a siete jóvenes y mató a uno de ellos en la localidad de Haedo y le mantendrá la suspensión del registro para que no pueda conducir ni renovarlo hasta que tenga sentencia firme, se informó oficialmente.

La resolución, firmada por el jefe de Gabinete, Alberto Pérez, fue anunciada por el subsecretario de Coordinación Gubernamental, Emiliano Baloira, de quien depende la Dirección Provincial de Política y Seguridad Vial, dado que el área establece los contenidos mínimos para el otorgamiento de las licencias y audita los procedimientos que en forma delegada realizan los municipios.

El uso de esta potestad está convalidada jurisprudencialmente, en cuanto a que la mencionada dirección, como autoridad administrativa, tiene facultades para proceder a la inhabilitación administrativa y denegar la tramitación de una licencia de conducir cuando considere que su destinatario no reúne las condiciones.

Por su parte, el municipio de Morón informó  que inhabilitó el registro de conducir de Cuevas a través de la Justicia de Faltas, medida que se realizó de oficio por contravención a la Ley Nacional de Tránsito 24.449 (exceso de velocidad, cantidad de personas que viajaban en el vehículo).

Las actuaciones administrativas generadas desde el municipio fueron notificadas a a las autoridades provinciales competentes y a la Agencia Nacional de Seguridad Vial, dependiente del Ministerio del Interior y Transporte.

Según un comunicado de prensa, esta inhabilitación impide la posibilidad de tramitar la licencia de conducir en otro municipio de la provincia de Buenos Aires dado que pasará a formar parte del Registro Único de Infractores bonaerense, instancia indispensable para el otorgamiento de la Licencia de Conducir.

Por su parte, el fiscal del caso, Jons, adelantó  que apelará la decisión del juez Meade tras analizar los fundamentos de su resolución.

El hecho ocurrió alrededor de las 7 de la mañana del pasado 5 de abril, cuando el Nissan Tiida color champagne, propiedad del padre de Cuevas, transitaba por Rivadavia, a la altura de la calle Maipú, en Haedo.

Según pudo observarse en las cámaras de seguridad de la zona, el auto se salió de la avenida y atropelló a jóvenes que caminaban por la vereda de la mano contraria, junto al paredón que separa las vías del ferrocarril Sarmiento.

A raíz del impacto, Juárez cayó muerto en el lugar, al tiempo que las otras víctimas resultaron heridas y quedaron tiradas en el suelo, entre la vereda y la avenida, dijeron los informantes.

Mientras que el Nissan impactó contra el paredón y salió hacia la calle, donde terminó atravesado de contramano, sin el paragolpes delantero que quedó tirado sobre el asfalto, y con daños en su costado izquierdo.

Tras el hecho, Cuevas fue trasladado por otro joven que lo acompañaba hasta la comisaría 2da. de Haedo, donde quedó detenido a disposición del fiscal Jons.