Scioli: «Quiero ser gobernador hasta el 2015»

BUENOS AIRES- «Mi trabajo es ser gobernador hasta 2015. Son elecciones legislativas y los que tenemos responsabilidades ejecutivas tenemos que cumplirlas», afirmó.

Consultado acerca de las versiones sobre si, al igual que lo hizo en 2009, será candidato a legislador en forma «testimonial», Scioli respondió: «No me dejo guiar por chismes políticos, por dimes y diretes».

En declaraciones televisivas recordó que aquella oportunidad legislativa, cuando secundó en la lista del Frente para la Victoria al ex presidente Néstor Kirchner, «fue una situación excepcional”. «Fue una circunstancia en la que se tuvo una evaluación y no se tuvo el respaldo. Fue una situación excepcional. Yo voy a acompañar como siempre a mis legisladores. Qué pensaría la gente si hoy habla de elecciones en lugar de las inundaciones», sostuvo.

En cuanto a la reforma judicial señaló que «es un debate que se está dando en el Congreso», y en el «recinto tendrá que haber las distintas voces y estar todas las fuerzas representadas», comentó.

Scioli dijo que entre otros objetivos la reforma impulsada por el gobierno nacional procura «una mayor participación y control ciudadano» de los actores de la Justicia.

Por otra parte, Scioli aseveró que la Corte Suprema de Justicia «es la garantía de la constitucionalidad y de aplicación de las leyes” y su presidente, Ricardo Lorenzetti, «merece el mayor de los respetos y reconocimiento nacional e internacional».

Consultados por las obras post inundaciones afirmó que la Provincia busca «acelerar la agenda de obras» hidráulicas y especialmente en La Plata, donde un temporal de lluvia provocó hace doce días una inundación que causó la muerte de más de medio centenar de personas. “Voy a trabajar y hacer todo lo que tenga que hacer para revertir esta situación, no sólo en La Plata sino también en otros lugares donde tuvimos que hacerlo», expresó Scioli.

Además dijo que comprende «la bronca, la queja y todas las reacciones de la gente ante tan devastadora tragedia» causada por el temporal. Admitió que en materia de obras hidráulicas «hay cosas pendientes y que la gente espera soluciones, no confrontaciones entre políticos». Y precisó: «En un país que ha crecido tanto como la Argentina en los últimos diez años es obvio que hacen falta miles de millones de dólares» para encarar las reformas de infraestructura, comentó Scioli.»Lo importante es cómo se puede ir definiendo la nueva demanda de infraestructura a partir de este problema que fue muy serio»

Sobre la inflación aseguró que «si no hubiese no habría aliento» desde el gobierno nacional para impulsar un congelamiento de precios.

En tal sentido, Scioli sostuvo que la búsqueda de establecer un límite ante el incremento de precios «responde a una preocupación que hay con respecto a una estabilidad que hay que cuidar».

Asimismo expresó que «la realidad» indica que «hay una inflación que refleja» al momento de negociar los aumentos salariales. Los niveles de aumento de salarios están respondiendo a una inflación que puede ser más o menos pero que debe ser enfrentada».

Sobre su dialogo con el Papa expresó que “me pidió que lo llame luego de las inundaciones. Él es tan agradable y siempre se hacía tiempo para disfrutar de esa sensibilidad y de ver más allá. Hará un trabajo fantástico para el mundo y para la Argentina. Lo vi con mucha energía”.

Luego agregó que “lo vi muchas veces antes pero la última fue en Luján y no me importaba que desde el Gobierno me criticaran. Yo hablaba con el entonces cardenal y sabía a que estaba expuesto. Fue una necesidad espiritual”.